José Tomás corta una oreja en la plaza de Santa María de Bogotá

  • Finito de Córdoba no tiene suerte con su lote y el local Ramses Ruiz pasea un trofeo

El diestro José Tomás y el colombiano Ramsés Ruiz cortaron sendas orejas en la corrida celebrada en la plaza de toros Santa María de Bogotá. Completó la terna Finito de Córdoba, quien se fue sin cortar trofeos y en medio de pitos del público. El ganado manso de El Paraíso no permitió mayores cosas.

José Tomás aprovechó el escaso juego que dio su primero y logró meterlo en los engaños. Consiguió lances y pases de mucho mérito con suavidad y temple, con el beneplácito del respetable.

Después de torear sobre ambas manos con efectivos remates, cerró la lidia con ceñidas manoletinas que fueron el preámbulo de una estocada completa. La petición de oreja fue unánime y el presidente la concedió. Su segundo fue devuelto por manso. Salió uno de Achury Viejo, al que le pudo sacar ceñidos pases con la derecha y con la izquierda bien rematados, pero de pronto el toro se paró. Mató de media estocada y fue ovacionado.

Cuando los toros no embisten es muy difícil poder ver a los toreros. Esa fue la causa por la cual Finito de Córdoba pasó casi de puntillas en la corrida.

La segunda oreja de la corrida la cortó en el último el colombiano Ramsés a quien correspondió el único toro manejable del encierro. Lo toreó muy bien por bajo y se mostró artista, técnico y muy valiente, a pesar de torear poco.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios