El legado de José Cruz Herrera vuelve a exhibirse por el aniversario de su muerte

  • La UIMP y el Ayuntamiento organizan una retrospectiva de su pintura · La Universidad edita cinco guías didácticas para menores y adultos · Araujo se compromete a terminar la obra del nuevo museo

La Línea se rindió ayer ante la figura del pintor José Cruz Herrera que cuenta, gracias a la colaboración entre la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP), el Ayuntamiento y sus descendientes, con una muestra retrospectiva de su obra para conmemorar el 40 aniversario de su muerte, la cual se produjo en Casablanca.

Un total de 36 obras guiarán al visitante en un viaje mágico en el que podrán dejarse llevar por la simpatía y el encanto de las mujeres andaluzas, la sensualidad de los desnudos que un día plasmó en lienzo y el colorido y el olor a especias de callejuelas perdidas en ciudades marroquíes, además de poder contemplar los primeros trazos que, si no maestros, ya hacían intuir que la obra de José Cruz Herrera no iba a pasar inadvertida.

El acto inaugural de la exposición, que podrá contemplarse en la UIMP hasta el 26 de octubre, corrió a cargo de Salvador Ordóñez, rector de la Universidad, Antonio Monclús, director de la sede linense, Gemma Araujo, alcaldesa, y Amparo López, pintora y nieta del artista.

El primero reconoció ante los presentes que quedó "sorprendido" cuando descubrió la obra del pintor y añadió que refleja "muy bien cómo era el sur de España", mientras que Monclús confesó ser "un enamorado" del trabajo de Cruz Herrera y que en su mente ya planeaba hace años hacer alguna actividad hasta que finalmente con Gemma Araujo "hemos encontrado el apoyo total y el esfuerzo que necesitábamos para llevarlo a cabo", además de destacar la genialidad del homenajeado no solo "en su pintura sino también en su variedad temática". Monclús destacó que Cruz Herrera fue "un adelantado a su tiempo" ya que en sus lienzos hubo espacio para la mezcla de cultura.

Por su parte, Amparo López afirmó que su abuelo estaría "sumamente orgulloso y feliz por este homenaje" y apostó por retomar "el tema de su pintura ya que ha estado en un museo descuidada". También dijo que considera que su trabajo es "sublime y cualquier pueblo se sentiría orgulloso de tener esto. Cruz Herrera debe estar en el lugar que le corresponde".

Finalmente Araujo señaló que entre sus objetivos está "la puesta a punto de su museo. Esa es la deuda del Ayuntamiento y trabajamos para saldarla y hacer justicia a su legado".

Pero no solo se trata de una exposición sino que se han diseñado cinco guías docentes con la figura y la obra del pintor linense como protagonista, según explicó la comisaria de la muestra y profesora de la Universidad Complutense de Madrid, Carmen Saban.

Las guías están destinadas a Primaria, Secundaria, dos para adultos y finalmente una en inglés y francés. Son didácticas, interactivas y con las nuevas tecnologías como plataforma, a excepción de una de las de adultos, que se trata de un folleto ilustrativo de siete páginas.

La tarde de ayer también contó con la presencia del profesor de la Universidad París 13, Mostafa Akalay, que dio una ponencia titulada El lugar de Cruz Herrera en la pintura orientalista andaluza.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios