Iván Vicente y Daniel Luque, a hombros en la feria de Valdemorillo

  • Vega pone voluntad y no puede hacer nada ante un lote complicado y descastado

El sevillano Daniel Luque y el madrileño Iván Vicente cortaron ayer dos orejas cada uno y salieron a hombros por la puerta grande de la plaza de toros madrileña de Valdemorillo, donde se lidió un encierro de Antonio San Román descastado en general.

Luque dejó una grata impresión en el tercero, el astado más manejable, aunque al final de la faena se rajó y buscó el abrigo de las tablas. El torero de Gerena salió con muchas ganas y disposición desde los primeros lances a la verónica. La faena de muleta estuvo dominada por la templanza, sobre todo por el lado derecho, con trazos largos. Con el que cerraba plaza Daniel estuvo con ganas, pero la condición impidió una mejor labor.

Iván Vicente en el cuarto realizó una faena templada, con pulso, en la que destacaron momentos por el pitón derecho en tandas largas y de buen trazo. Tras matar arriba, paseó dos orejas. En su primero poco pudo hacer.

A Salvador Vega le tocó el peor lote del encierro. Estuvo voluntarioso y siempre por encima de sus dos enemigos. Su labor fue aplaudida. Con su primero, intentó someterle las embestidas, pero fue imposible, algo que pasó de forma similar con el quinto. Nada pudo hacer ante dos toros complicados y descatados.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios