Juan Ignacio de Vicente recibe el Premio Ateneo de Algeciras 2007

  • La asociación La Trocha, a la que pertenece, se suma al homenaje dado al historiador · Amigos y representantes del mundo de la cultura destacan su trayectoria profesional y calidad humana

El historiador Juan Ignacio de Vicente recibió ayer el Premio Ateneo de Algeciras 2007, que cumplió así su octava edición. La asociación La Trocha, a la que pertenece De Vicente se sumó a un homenaje al que acudieron amigos del profesor de Historia para destacar su valía, su trayectoria profesional y su calidad humana.

César Alfonso Viñas, vicepresidente del Ateneo de Algeciras, presentó el acto y excusó la ausencia del presidente, Juan Emilio Ríos Vera, que estaba convaleciente. Viñas declaró que este premio anual está plenamente consolidado y recordó que a la asociación se le reconoce ya como fundadora de la federación andaluza de ateneos. El vicepresidente leyó también una carta del alcalde, Tomás Herrera, quien lamentó no poder estar presente. En su breve misiva, Herrera señaló a Juan Ignacio de Vicente como un ejemplo para todos los algecireños.

Pero fue Agustín Payá, secretario de La Trocha, quien se encargó de relatar la semblanza de este hombre, de 56 años, que imparte clases de Ciencias Sociales en el Instituto García Lorca de la barriada de El Saladillo.

Payá trajo hasta la Fundación José Luis Cano, sede del acto, la imagen del historiador "abriéndose paso entre los chavales, con su bastón blanco y su minúsculo ordenador parlante colgado al hombro", dijo. El presentador no olvidó a su esposa Mercedes, su más estrecha colaboradora; y recordó algunas de las tareas que durante su vida laboral ha desempeñado el homenajeado, que fue 11 años director del Museo Municipal de Algeciras.

"Ha sido su trabajo durante más de once años en el Museo Municipal de Algeciras, primero como su organizador, y a continuación como su primer director, el que ha tenido una mayor repercusión en la sociedad algecireña", manifestó Payá en su alocución mientras se mostraban imágenes del merecedor del Premio Ateneo 2007. Una reproducción de El Pensador, de Auguste Rodin, le identifica ya como tal.

Juan Ignacio de Vicente mostró su satisfacción por compartir un galardón que ya tienen personalidades de la talla de José Joya, Alberto Pérez de Vargas, Ángel Gómez o Juan José Téllez.

Actualmente, y después de concluir numerosos trabajos sobre historia, etnología o arqueología, el historiador centra su labor de investigación en la recuperación de la tradición oral de los pueblos de la comarca.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios