Hernández Guerrero dirigirá una página de la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes

  • El escritor será el encargado de coordinar un nuevo espacio sobre Retórica y Poética

El perfecto orador, según Quintiliano, había de ser "virtuoso, eficiente, animoso y elocuente". Además de todas esas virtudes, tenía que hacer gala de una condición indispensable: la credibilidad, basada en una absoluta "integridad moral" -algo que hoy en día chocaría, para muchos, con el fin último del arte de hablar eficazmente-.

En virtud a sus conocimientos acerca de la elocuencia, el escritor y catedrático de la UCA, José Antonio Hernández Guerrero, será el encargado de dirigir una nueva página desarrollada desde la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes (http://cervantesvitual.com) y dedicada a Retórica y Poética. El nombre del autor surgió a iniciativa del académico y catedrático Darío Villanueva, y la propuesta al cargo llegó desde el propio director de la Biblioteca, Enrique Rubio.

Para José Antonio Hernández Guerrero -que publicó recientemente el libro Nuestras gentes-, esta oportunidad es fruto de una larga labor realizada tanto de manera conjunta como individual. Entre otros méritos, los trabajos de investigación desarrollados desde la UCA -sobre todo, apunta el propio Hernández Guerrero, los realizados por el grupo del que también forman parte las profesoras Carmen García Tejera, Isabel Morales Sánchez y Fátima Coca Ramírez-, la organización del Seminario Castelar o la participación en distintos congresos y publicaciones nacionales e internacionales.

El sitio dedicado a Retórica y Poética contará con la coordinación de Hernández Guerrero, mientras que Fundación será la encargada de facilitar los recursos para el desarrollo del portal. La digitalización, permisos y búsqueda de ediciones propuestas se realizará a través de un "taller digital", compuesto por un comité científico y unas setenta personas.

José Antonio Hernández explica que la Retórica es una rama que ha crecido desde su concepción clásica "ya que hoy en día también integra propuestas provenientes de la psicología, la antropología, la semiótica o la lingüística. Aunque nuestro mundo, como afirma Roland Barthes, siga estando lleno de antigua Retórica".

El de la elocuencia es un don ansiado muy especialmente por oradores, comunicadores y políticos, "pero se hace necesario para la mayor parte de los profesionales, sea cual sea su campo de desempeño", afirma el catedrático. Hernández Guerrero desestima cualquier "fórmula mágica" que prometa llegar a ser un gran orador. "La elocuencia -indica- es una destreza que se adquiere y perfecciona mediante un concienzudo proceso de aprendizaje". Varios elementos, se hacen, sin embargo, indispensables a la hora de elaborar un mensaje bien montado. Uno de ellos es el conocimiento tanto del tema como del público al que nos dirigimos. El otro se refiere a la vieja máxima de que, antes que saber hablar, hay que saber escuchar.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios