Gloria Gaynor trae a España sus clásicos para ofrecer dos conciertos

  • La artista de Nueva Jersey conmemora en 2008 el 30 aniversario de 'I will survive'

La cantante norteamericana Gloria Gaynor, una de las divas de la música disco de los años setenta y ochenta, que tenía previsto ofrecer anoche una "fiesta grande" en el Palau de la Música de Barcelona, dijo ayer sentirse una mujer "bendecida" por poder ofrecer "canciones que dan coraje a la gente".

La artista de Nueva Jersey, en un castellano más que aceptable, mostró su felicidad por estar en Barcelona, ciudad en la que ya actuó hace muchos años, y en la que interpretó sus temas de siempre, como el emblemático I Will Survive o Never Can Say Goodbye, así como canciones navideñas de su último álbum.

Vestida de azul celeste, con su cabello caoba alisado y haciendo gala de una natural simpatía, Gaynor, que lleva más de cuarenta años en los escenarios, no escondió su alegría por ejercer una profesión que le gusta y llegó a afirmar que para ella este hecho es un "regalo de Dios".

Cuidando en extremo su voz, sin tomar alcohol, tabaco u otras drogas, la cantante señaló que para el año 2008 quiere "perder algunos kilos, como todas las mujeres", a la vez que celebrará con un nuevo disco el treinta aniversario de I Will Survive, que contendrá esta canción y otra versión totalmente diferente en clave gospel.

Asimismo, en mayo tiene previsto ofrecer un concierto en Nueva Jersey conmemorativo de este tema, que, a la vez, servirá para recaudar fondos para mujeres con cáncer de mama, con una solidaridad que es habitual en ella.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios