Fiebre española en Cannes con el largometraje de Woody Allen

  • Brasil y Paraguay también estuvieron presentes, durante la jornada de ayer, en el Festival Cinematográfico celebrado durante estos días en la ciudad francesa

Dos mujeres como Penélope Cruz y Scarlett Johansson son el sueño de muchos, pero esa fantasía sólo está al alcance de un hombre, Javier Bardem, en Vicky Cristina Barcelona, la comedia romántica que Woody Allen presentó ayer fuera de concurso en el Festival de Cannes.

Vicky Cristina Barcelona, la primera que el neoyorquino rueda en España después de su etapa en Londres, constituye además un homenaje a la capital catalana, que se erige como un personaje más de la película. Johansson y Rebecca Hall interpretan a dos turistas estadounidenses que acuden a Barcelona para pasar un verano. Allí conocen a un acomodado pintor (Javier Bardem) que cambiará gradualmente el punto de vista del amor que ambas amigas tienen. A este trío se suma la ex esposa del artista (Penélope Cruz), una mujer apasionada que mantiene una relación de amor odio con su ex marido.

Si Javier Bardem quería librarse de su imagen de "latin lover", después de esta comedia le resultará más difícil, pues en la cinta da vida a un seductor que remite en algún momento a Jamón, jamón, la película Cruz y el actor nacido en Canarias compartieron en los inicios de su carrera. Los grandes ausentes en el certamen francés fueron Bardem y Johansson, que finalmente no estarán con el director en la alfombra roja.

Al comentar la película, el director neoyorquino defendió además el personaje de Bardem, que sin conocer a las dos turistas, lo primero que les propone es pasar un fin de semana juntos. "Básicamente es una persona decente, abierta". Preguntado acerca del sueño de estar con dos mujeres a la vez, Allen replicó que para él una relación de esas características sería impensable. Ya "es bastante duro conseguir una persona", apostilló.

Vicky Cristina Barcelona, que también trata todos los tópicos españoles, pero desde el singular punto de vista del realizador neoyorquino, incorpora además numerosas atracciones turísticas de la segunda ciudad española. En la película no sólo debutan con Allen, Bardem, Cruz y Hall, también Patricia Clarkson, quien tendrá un papel más relevante en la nueva comedia que Allen está rodando en Nueva York.

Por el festival pasaron ayer, además, Brasil y Paraguay. Linha de passe, de los brasileños Walter Salles y Daniela Thomson, segunda película brasileña en competición oficial en el Festival de Cannes, fue recibida con fuertes aplausos. Inspirada en gran parte por historias reales, Linha de Passe cuenta la historia de cuatro hermanos que buscan su camino en la vida. De padres diferentes, los cuatro viven con su madre, empleada doméstica que espera otro hijo, de padre desconocido.

El cortometraje argentino-paraguayo en competición Ahendu Nde Sapukai (Oigo tu grito), del realizador Pablo Lamar, también debutó ayer. Doce minutos de contemplación y reflexión con un canto fúnebre de Daniela Jahari y sus compañeras, rescatado por el musicólogo Guillermo Sequera, y una irreal colina paraguaya.

Un film "bastante impresionante y misterioso que interroga nuestra relación con el mundo, con el cine" y que es, "la primera piedra" de una carrera futura que se anuncia muy brillante, dijeron al presentarla los organizadores de esta sección paralela de Cannes.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios