El Festival de Cine Africano de Tarifa distingue la fuerza del documental

  • El malí Kal Touré se lleva la mayor ovación de la clausura al recoger su premio en una categoría en la que el jurado añade una mención especial para poder reconocer la calidad de las obras presentadas

La quinta edición del Festival de Cine Africano de Tarifa (FCAT) reconoció ayer la fuerza del documental, un formato que atraviesa desde hace algunos años un estupendo estado de salud en la cinematografía mundial y, por lo que se ha visto en el certamen tarifeño, también en África. El director franco-malí Kal Touré recibió la mayor ovación en la ceremonia de clausura de la muestra al recoger su Griot de ébano, que le acreditó como vencedor en esta categoría con el filme Víctimas de nuestras riquezas. El jurado, además, estableció una mención especial no prevista para VHS Kahloucha, del tunecino Nejib Belkadhi, tal ha sido la calidad este año de las obras de la sección Al otro lado del Estrecho.

"Nos pegó en el pecho a todos", se refirió el presidente del jurado, Gerardo Olivares, al documental ganador, que recuerda los drámaticos acontecimientos de 2005 en las fronteras de Ceuta y Melilla y ofrece un relato de las tentativas de los repatriados. "La lucha sigue", proclamó Touré, el único vencedor presente en la gala además del guineano Cheick Fantamady Camara, cuyo largometraje Lloverá sobre Conakry se llevó el premio especial del público. Camara, por cierto, protagonizó el momento más desconcertante de la ceremonia. "¿Qué premio es?", preguntó al subir a recogerlo.

El documental arrebató focos al rey habitual, el largo. La tunecina Making of, de Nouri Bouzid, añadió el Griot de viento a la mejor película a su ya cargada vitrina de trofeos anteriores por su relato de un joven breakdancer que se opone al lavado de cerebro de un grupo de integristas. El nigeriano Newton I. Aduaka, por Ezra, se adjudicó el Griot de arcilla a la mejor dirección. En interpretación el jurado quiso reconocer a todo el reparto masculino de la genial comedia sudafricana Bunny chow, de John Barker. Nadia Kaci, por Delicia Paloma, fue la mejor actriz.

La actriz Irene Visedo actuó de maestra de ceremonias en la clausura. "Hasta hace unas horas me sentía cinéfila, pero me he dado cuenta que no conozco el cine africano", reconoció.

La organización del FCAT se rindió homenaje a sí misma durante la gala, con un vídeo que reconoció el trabajo del grupo de personas que levantan un certamen que en 2009 se celebrará del 1 al 10 de mayo. Mane Cisneros, la directora, aprovechó para darle un toque de atención al Ayuntamiento, que esta vez sí fue tenido en cuenta en el protocolo. "Vamos a poner todo lo que podamos poner", había dicho antes el alcalde, Miguel Manella.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios