Fallece el artista algecireño, Medalla de la Palma en 2001, José Luis Villar

  • Celebran el funeral en su recuerdo en el tanatorio de Los Pinos con la presencia de numerosos amigos y familiares · El Ayuntamiento muestra su pesar y subraya su gran implicación con las causas sociales

Comentarios 3

La ciudad algecireña se despertó ayer con la noticia de la pérdida del artista José Luis Villar García. El reconocido ceramista que superaba los 70 años llegó a Algeciras en 1967, dejándose enamorar por la bahía y plasmando en este tierra el genio que le caracterizaba, un profesional implicado con las causas sociales.

El alcalde, Tomás Herrera, y la primera teniente de alcalde delegada de Cultura y Fiestas y Fiestas, Inmaculada Nieto, mostraron ayer el pesar del Gobierno municipal por el fallecimiento del artista algecireño José Luis Villar García. Ambos recordaron que el Ayuntamiento, en nombre del conjunto de los ciudadanos, entregó a Villar la Medalla de La Palma en el año 2001 "en reconocimiento a su labor en defensa de los intereses de la ciudad y de sus tradiciones", señalaron.

Igualmente, destacaron que el desaparecido artista "estuvo siempre en primera línea de las causas sociales, colaborando durante años con campañas benéficas como Navidad con Amor, a través de la creación de obras de cerámica, su gran pasión". También incidieron en "la profunda huella que José Luis Villar dejó en la Escuela de Artes y Oficios de nuestra ciudad, en la que ejerció como profesor y de la que llegó a ser director. Por todo ello, Algeciras hoy lamenta su pérdida y nos unimos al dolor de sus familiares y amigos".

Villar nació en Andújar. Recorrió media España, también estuvo en Francia, Alemania e incluso en Centroamérica, un ciudadano del mundo hasta que decidió instalarse en Algeciras. Entre sus pesares estuvo sufrir un infarto, pero pudo sobreponerse con el apoyo de su mujer, sus tres hijos y sus nietos.

El ceramista ostenta la Medalla del Mérito al Trabajo en la Emigración por sus valores tanto artísticos como humanos. Posee además otros reconocimientos como la medalla del Cine Cómico, Peña del Barrio, Sierras de España, entre otros. Estudió peritaje industrial hasta darse cuenta que lo suyo era la cerámica, en la que trabajaba desde los siete años. De hecho empezó trabajando la piedra artificial.

En el Campo de Gibraltar realizó obras de gran importancia como la fachada de la plaza de toros Las Palomas, el escudo de Algeciras incluido en el claustro de la casa de Ejercicios, el monolito del cuartel de Artillería de San Roque, entre otras múltiples genialidades fruto de sus manos.

Con una personalidad que le caracterizaba, entrañable y muy querido por los ciudadanos, Villar se mostró muy emocionado cuando en el 2001 se le reconoció su dedicación a la ciudad de Algeciras con la Medalla de la Palma por parte del Ayuntamiento de Algeciras. Entonces, él mismo señaló que "creo que me lo merezco", pese a ser un homenaje que no esperaba. En 1982 fue nombrado profesor de la Escuela de Artes y Oficios.

El funeral por Villar tuvo lugar ayer a las ocho de la tarde, en el tanatorio de La Nacional, ubicado en Los Pinos, en el que numerosos familiares y amigos no quisieron perder la oportunidad de darse su último adiós al artista algecireño. Llegó a la ciudad un 19 de marzo de 1967, Día del Padre, 42 años después se ha ido.

1967

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios