El FCAT se presenta en Madrid como "un milagro divino"

  • Benito Zambrano considera "realmente increíble" la continuidad de un festival así

El Festival de Cine Africano de Tarifa (FCAT) puso ayer de largo en Madrid su quinta edición, que se celebrará del 25 de abril al 4 de mayo. El certamen, consciente de sus dificultades y de que sus propuestas no son comerciales, se presentó a sí mismo como "un milagro divino".

El director y guionista sevillano Benito Zambrano fue uno de los encargados de presentar el festival y fue precisamente él quien irónicamente consideró que la continuidad de esta cita es algo "realmente increíble" que sólo puede atribuirse a un "milagro de todos los dioses juntos" si se tienen en cuenta los obstáculos a los que el cine africano se ha enfrentado desde siempre.

"Tiene que ser un milagro de Alá, Buda y de todos los dioses que las instituciones sigan apoyando el festival", explicó Zambrano sobre una 'industria' cuyas producciones pueden tardar en grabarse diez años y que, con la excepción de Nigeria, Egipto y Marruecos, apenas produce una treintena de cintas al año.

Por su parte, la directora del festival, Mane Cisneros, defendió en rueda de prensa la continuidad del reto de que el FCAT sea uno de los pocos eventos del mundo dedicados en exclusiva al cine que se hace en este continente y, además, sostuvo que si el cine es, en términos generales, una "herramienta de comunicación", en el caso de África se convierte en algo "fundamental para dar voz a los que no la tienen".

Por otro lado, el concejal de Cultura del Ayuntamiento de Tarifa, Javier Mohedano, mantuvo que este evento contribuye a que la idea de frontera o de ciudadanía transfronteriza -como a su juicio es la que compone el Campo de Gibraltar y el norte de África- sea algo "positivo" capaz de "unir" y "mejorar la convivencia".

Se proyectarán 94 cintas de producción africana o relacionada con el continente vecino, en su mayoría desconocidas en España. Entre ellas, habrá títulos de Argelia, Marruecos, Egipto, Túnez, Costa de Marfil, Camerún, Ruanda o Senegal.

Además de las secciones oficiales, la edición 2008 de FCAT incluye, entre otros, la proyección de producciones españolas que centran su atención sobre África; una sección dedicada a la animación o la retrospectiva Nuevo cine de Magreb, que estará dedicada a los primeros pasos de este cine en el continente vecino.

Tras el festival la organización prevé iniciar un circuito de proyección que llevará las cintas a los inmigrantes que trabajan como temporeros en Andalucía. Las películas se llevarán a los invernaderos de El Ejido, a los campos de fresas de Lepe o a los de Jaén en la época de la aceituna.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios