El 'Explorer' ha estado dos semanas por donde Odyssey dijo que había descubierto un tesoro

  • El barco regresa a puerto tras permanecer en alta mar en una zona del Canal de la Mancha

El Odyssey Explorer, el barco con el que la compañía Odyssey recupera los tesoros, ha estado en servicio las dos últimas semanas, por primera vez desde que en octubre de 2007 abandonara Gibraltar y fuera registrado en el puerto de Algeciras.

El buque, dotado de la más avanzada tecnología, ha permanecido en alta mar al suroeste de Inglaterra. En mayo de 2007, dos días antes de que Odyssey anunciara el descubrimiento del botín de la polémica, un juez otorgó a la firma de Greg Stemm derechos exclusivos sobre un pecio hundido justamente por esa zona del Canal de la Mancha. En otoño de 2006 la empresa había indicado a un tribunal federal estadounidense que había creído encontrar en el lugar en cuestión un buque mercante del siglo XVII naufragado con un valioso cargamento a bordo.

La coincidencia en el tiempo de la concesión de los derechos sobre ese pecio al suroeste de Inglaterra y el anuncio del descubrimiento del Cisne negro alumbró la teoría de que Odyssey había recuperado el millonario botín que ahora le enfrenta a España de ese pecio del Canal de la Mancha. Tras haber permanecido en la zona las dos últimas semanas, el Odyssey Explorer regresó ayer al puerto del que zarpó, el de la isla de Portland, al sur de Inglaterra.

Por otra parte, una delegación española tenía previsto comenzar ayer en Tampa (Florida, Estados Unidos) el examen de las monedas que extrajo Odyssey. La comitiva, formada por expertos en numismática, espera poder alcanzar conclusiones que corroboren que la empresa cazatesoros expolió patrimonio español de un pecio con bandera nacional.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios