Eva Yerbabuena abre el Festival de Jerez con un homenaje a la melancolía

  • El certamen de baile flamenco y danza española inicia hoy su XIII edición con el estreno absoluto de 'Lluvia' · El montaje incluye su mítica soleá y una colaboración de Miguel Poveda, que cantará un cuplé

Eva Yerbabuena, una de las más grandes bailaoras del momento, se lanza hoy de nuevo al ruedo en Jerez con su último y muy esperado trabajo puesto que el anterior, Santo y seña, fue una reelaboración de los precedentes, realizados durante los diez años de vida que acaba de cumplir su compañía. Tras Eva, 5 Mujeres 5, La voz del silencio, A cuatro voces y El huso de la memoria, éste, cuyo título inicial era Soledades y cuya idea era contar con la colaboración del conocido violinista Ara Malikian -cuya agenda, al final, no se lo permitió- se ha materializado en un espectáculo que ella misma ha definido como "un homenaje a la melancolía y al desamor" y que, finalmente, ha titulado Lluvia porque, según la creadora, "lluvia es nostalgia y es barro pero también, y sobre todo, es vida".

Introvertida de carácter y amante de la poesía, Eva ha tomado como base de esta Lluvia que asolará esta noche el Teatro Villamarta un hermoso poema de Horacio García cuyo inicio no puede ser más evocador: "El silencio hace daño cuando es puro". Unos versos que serán recitados por una voz en off -e incluso expresados en lenguaje de signos- y que encierran en sí toda una atmósfera de recuerdos y de ensueño que la bailaora granadina, entre otras cosas premio Nacional de Danza en 2001, ha recreado en escena con la colaboración del escenógrafo Vicente Palacios y la iluminación de Florencio Ortiz.

Con ella estarán, como siempre, los guitarristas Manuel de la Luz y Paco Jarana -su marido y responsable musical del espectáculo- y tres cantaores que son Enrique El Extremeño, Pepe de Pura y Jeromo Segura, aunque se sabe que su amigo Miguel Poveda, que hará también una colaboración en el espectáculo de Moraíto -a las doce de la noche en la Bodega de los Apóstoles-, aportará un especial grano de arena cantándole a Eva un cuplé.

En cuanto al baile, dos hombres y dos mujeres acompañarán la danza exhuberante y madura de la Yerbabuena, que sin duda se entregará con todo su ser, como siempre hace, a ritmos dramáticos como la taranta o la ya mítica soleá -"me vivo como una cicatriz en un recuerdo ajeno", dice otro de los versos que la han inspirado- pero que también ha dejado espacio para la alegría, "lluvia de sal", y para el humor y la guasa gaditana con unos dinámicos tanguillos de Cádiz, recuerdo de los que alguna vez, en su memoria, su abuelo le cantara.

Lluvia, que inmediatamente viajará al Teatro Español de Madrid (del 5 al 15 de marzo), se estrena a las 21:00 horas en el Villamarta con las localidades agotadas, como otros muchos de los 49 espectáculos que desde hoy hasta el 14 de marzo ofrece el Festival de Jerez.

El broche de oro al XIII Festival de Jerez será tan emotivo como espectacular. La Fundación Mario Maya, en colaboración con la Agencia Andaluza para el Desarrollo del Flamenco, ha organizado un sentido homenaje póstumo que congregará el 14 de marzo en el Teatro Villamarta a casi una veintena de artistas, entre bailaores, cantaores y guitarristas que tuvieron la oportunidad de formarse y dar el salto profesional a sus órdenes. El punto de partida que se ha marcado Belén Maya, hija de Mario y sobre la que recae la idea original del espectáculo, ha sido recuperar nueve de las mejores coreografías que plasmó su padre, desde Camelamos naquerar hasta Réquiem para el fin del milenio. Participarán artistas como Isabel Bayón, Manuel Liñán, Marcos Vargas y la propia Belén.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios