España comienza ya la revisión del inventario del tesoro de 'La Mercedes'

  • Wert señala que no será ubicado en un único lugar, sino que debe ser accesible al mayor número de visitantes · El equipo técnico debe contrastar el material con los informes hechos por Odyssey en su día

Los técnicos españoles comenzaron ayer en Sarasota, costa oeste de Florida, las labores de revisión y preparación de las cerca de 595.000 monedas que forman el tesoro de la fragata Nuestra Señora de las Mercedes, antes de su envío a España hacia finales de semana. "Se trata de un trabajo complejo y muy minucioso que tenemos que intentar acabar en tres días", explicó una portavoz del ministerio español de Educación, Cultura y Deportes desplazada a Sarasota.

A primera hora de la mañana una delegación española acudió a la sede de Numismatic Guaranty Corporation (NGC), la empresa encargada de custodiar el tesoro rescatado de las profundidades del mar en 2007 por la empresa Odyssey frente a las costas de Portugal. Esa delegación estaba integrada, entre otros, por el abogado que ha llevado todo el caso judicial frente a Odyssey, James Goold, y por el agregado cultural de la embajada de España ante EEUU, Guillermo Corral.

En esa reunión se estudiaron los detalles de cómo enfocar el trabajo de inventario, que insistió en que por el momento no se puede hacer público el lugar en que está almacenado, aunque todo apunta a que podría ser la propia sede de NGC. El inmueble, en las afueras de Sarasota, cuenta con amplias medidas de seguridad y allí fue donde acudió la delegación en la mañana de ayer.

Unas horas después, los seis técnicos desplazados desde España, especialistas del Museo Nacional de Arqueología y del de Arqueología Subacuática de Cartagena, y representantes de la Subdirección General de Protección del Patrimonio Histórico, se dirigieron hacia el lugar donde está el tesoro para iniciar sus trabajos. Fueron cargados con algunas de las cajas negras en las que se transportará la mercancía, tienen tres días para estudiar en qué condiciones se encuentran las 17 toneladas de monedas de plata y oro. La labor de estos expertos consiste en contrastar el material con el inventario y los informes elaborados en su día por Odyssey. Este viernes es cuando España se hará por fin con la custodia del mayor tesoro jamás rescatado del fondo del mar, después de cinco años de litigio judicial en EEUU.

El destino final del tesoro se estudiará después de su traslado a España y no se ubicará en un único lugar, según señaló ayer el el ministro de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert. En respuesta en el pleno del Senado a una pregunta del PSOE sobre la cesión del tesoro, Wert explicó que una vez se realice el traslado y cuando se establezca un plan de conservación, entonces se tratará el tema de la ubicación.

Primero hay que aplicar medidas de conservación preventiva y de restauración e interpretar "en términos históricos" el conjunto arqueológico recuperado, explicó. Una vez completado ese plan, entonces se podrá pensar en dónde ubicar el tesoro, que se repartirá en varios lugares. "No podemos pensar en un destino único", afirmó el ministro, que precisó que los destinos del tesoro han de "responder a la puesta en valor cultural e histórico de estas colecciones y, por supuesto, permitir el acceso y visita del mayor número de españoles a estos tesoros recuperados". Los ayuntamientos de Algeciras y La Línea han sido algunos de los que lo han pedido.

Por otro lado, el comandante del Ejército del Aire Miguel Ángel Tobías, al mando de la misión que trasladará a España desde EEUU el tesoro a bordo de dos aviones Hércules, declaró ayer que "nos llena de orgullo poder recuperar y traer a nuestro país un patrimonio". Un total de 26 personas viajaron en los dos aviones que despegaron por la mañana de la base aérea de Zaragoza. Sin embargo, la Asociación Pro Guardia Civil (APROGC) mostró su "indignación" porque agentes de la guardia civil no viajen "por problemas de espacio" a EEUU.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios