La Escuela Sánchez-Verdú clausura sus cursos de verano con una fiesta

  • Más de cien personas asisten al evento en Algeciras, que se celebra en la nueva sede y que es presidido por Mayordomo · Ana Ortiz, la directora, entrega diplomas a los niños y se realizan distintas actuaciones

Los cursos de verano de la Escuela José María Sánchez-Verdú concluyó sus actividades en la mañana de ayer con una entrega de diplomas en el edificio de la escuela. Posteriormente hubo actuaciones por parte de los niños que han pasado por los cursos. El acto lo presentó Ana Ortiz, directora de la escuela, acompañada por Carmen Mayordomo, alcaldesa accidental de Algeciras.

En los momentos previos al comienzo de la fiesta, varios monitores divertían a los niños cantando, bailando y animándolos a tocar las palmas o pegar saltos. El ambiente festivo se podía escuchar desde la puerta del edificio.

El acto comenzó a las 11:30 horas, con unas 100 personas como espectadores, entre padres, hijos y monitores. A la llamada de Ana Ortiz, los niños acudían a recoger el diploma que acreditaba su participación en el curso. Algunos lo hacían con timidez, y otros con una seguridad y desparpajo propios de las grandes estrellas que están acostumbradas a recoger todo tipo de galardones.

Carmen, madre de dos hijos que han participado en la escuela municipal durante este verano, estaba muy contenta con la experiencia, ya que sus hijos "deseaban que llegara el momento de pisar la escuela, donde han hecho nuevos amigos, distintos a los del cole. Además, han hecho varias actividades como, por ejemplo, teatro".

Por su parte, uno de los monitores, Juan Alberto, comentaba emocionado que lo ha pasado muy bien con los niños. Él es actor, y ha dado clases de percusión y de teatro, entre otras cosas. "Hacemos algo diferente, creativo, con lo que los niños se divierten a la vez que se aproximan a la cultura", explicó.

Después de la entrega de diplomas hubo actuaciones, como bailes, cuentacuentos, un musical e, incluso, un pequeño circo. Más tarde se tomaron unos refrescos a la salida del salón de actos de la escuela.

Ana Ortiz dijo a Europa Sur hace varios días que le gustaría hacer los cursos otra vez el verano que viene, ya que ha sido una "experiencia nueva que ha tenido muy buenos resultados". También añadió que "los niños lo han pasado muy bien, y hay muchos padres que nos han comentado que quieren traerlos el año que viene".

La alcaldesa accidental declaró que "esta ha sido la primera vez que hemos puesto en marcha la escuela de verano, y ha sido un éxito total. Los niños y niñas han disfrutado, y eso es lo que importa, porque hemos cumplido los objetivos que nos habíamos marcado". En total, ha habido 140 participantes, en las cuatro quincenas que ha durado el curso, en los meses de julio y agosto.

Las caras de ilusión de los niños en la fiesta de clausura eran una muestra representativa de lo bien que lo han pasado durante este tiempo. Tocaba despedirse de sus profesores y de todos sus compañeros, con los que han compartido una experiencia nueva.

Quizá muchos de los niños que han tenido este contacto con la cultura y el arte se conviertan en futuros músicos, actores o bailarines. De momento, lo que han aprendido es a divertirse gracias a ella. Más adelante tendrán que decidir si es a lo que quieren dedicarse, pero, al menos, les han enseñado a disfrutar de la música, el teatro y la danza.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios