Diego Ventura, con tres orejas , y Hernández, con dos, a hombros

  • En la nocturna de rejones del sábado en la Plaza Real Antonio Domecq se fue de vacío en un encierro de Benítez Cubero manejable aunque sin aportar emoción

Medalla de oro para Ventura, de plata para Hernández y una de bronce para Domecq en una noche de decepcionante entrada en la plaza de toros de El Puerto.

No se explican las pobres entradas de los dos últimos festejos en la Plaza Real, siendo los dos carteles de primera fila. Algo más de media plaza el domingo pasado con figuras del toreo y, en la noche del sábado, un cuarto rasante y toreros de la cima del rejoneo.

Tal vez se haya producido aquel fenómeno que temía el viejo empresario de esta plaza, Enrique Barrilaro, a comienzos de los noventa. Entonces se oponía a dar los carteles del verano por adelantado e iba montando las corridas semana a semana, a veces ofreciendo los carteles el miércoles anterior.

"Como se le ofrezcan los carteles por delante la gente elige, y no va a todas" barruntaba Barrilaro. Luego los hechos no le darían la razón cuando su socio, Canorea, creó el abono de verano y comenzó esta etapa de brillo de la Plaza Real ¿habrá pasado lo que temía Barrilaro? ¿Habrá elegido el personal el Bono Real? ¿Y la crisis?

O la desaceleración, según el credo electoral del lector. En el torero la desaceleración es virtud porque las prisas son para los malos toreros y se prefiere el lance o pase, la puesta en escena, sin acelerar. Pero para el tendido la crisis es la crisis, llámele coyuntura o denomínela equis.

La empresa ha dosificado la forma de abonarse en El Puerto, con el criterio de facilitar y ampliar las opciones del público: cuatro modalidades de abono, cuatro, y la gente -a las colas me remito- ha optado por la del Bono Real, el fin de semana de José Tomás en el que, sin duda, la plaza va a presentar un aspecto histórico. Pero, escribo antes de la corrida dominical, si esto sigue igual en los dos próximos festejos, está claro que lo bolsillos han optado por una temporada corta pero intensa: la que asegura el Bono Real.

Porque Domecq, Ventura y Hernández tienen cartel para más aforo en El Puerto y la Plaza Real, de noche y con rejones, ha sido muy rentable en los últimos años.

En cuanto a la corrida no dio más de sí quizás por el ganado, noblón pero sosete, manejable y dando un juego normal, lo que se dice "sirvieron", pero sin casta para emociones épicas.

Antonio Domecq tuvo el hándicap de abrir plaza con el peor toro, sin embargo cuajó con éste sus mejores momentos de la noche: un segundo palo con "Pistolín" tras difícil brega y el bonito braceo, cite y reunión banderilleando con "Querubín", que se adornaba caminando hacia la cara del toro cambiando manos en un pasaje de gran belleza. Con su segundo nos pareció Antonio más desdibujado. Además sufrió un arreón en la primera entrada a matar, que dificultó la suerte fallando con el rejón.

Diego Ventura, lesionado aún, cuajó una gran actuación con su primero. Manchó la cola de "Manzanares" dejando llegar mucho al toro mientras lo corría y dejó dos palos con pirueta que pusieron en pie a los tendidos. Con "Distinto", un quiebro dando espalda a tablas, en la querencia del toro y en mínimo terreno, lance que repitió en el terreno contrario y que bordó en ambas ocasiones. Aportó en esos pasajes espectáculo y riesgo, sin esos alardes que tanto se le critican, muy poco heterodoxo. Con su segundo y quinto de la suelta fue Morante protagonista con sus intentos de morder al toro, habilidad ajena a la doma. Por cierto que al caballo se le soltó la cincha y el jinete, hábilmente, cayó de pie pero apoyándose en la pierna lesionada. La faena fue más atropellada y desigual, pero la presidenta concedió no solo una oreja sino dos.

Leonardo Hernández tuvo una actuación entonada y voluntariosa, destacando ante su primero con las cortas al violín sobre "OH 31" y dejando correr al toro en tablas con "Espartaco". Con su segundo toreó menos reunido en los embroques sobresaliendo con "Charope" en las cortas.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios