Díaz Valladares adapta para un público juvenil a clásicos españoles

  • El linense publica una de las novelas de los 'Episodios Nacionales' de Galdós y ahora trabaja en las leyendas de Becquer

El escritor linense Francisco Díaz Valladares acaba de publicar la versión juvenil que ha realizado de El 19 de marzo y el 2 de mayo, la tercera novela de la primera serie de los Episodios Nacionales de Benito Pérez Galdós. El trabajo es un encargo de la editorial Bruño y se ha convertido en el número seis de la colección Andanzas.

El proyecto de Bruño de adaptar para un público joven clásicos de la literatura española tenía que acabar en Díaz Valladares, prolífico autor de obras juveniles. Del resultado que ha conseguido el linense habla por sí solo el hecho de que la editorial ya ha confiado un nuevo trabajo de la serie al escritor, las leyendas de Gustavo Adolfo Becquer, empezando por Maese Pérez, el organista, de 1861.

La tarea quizá pueda resultar sencilla a primera vista, pero entraña complejidades y no pocas. Se trata de ofrecer un producto accesible y atractivo a un lector de unos diez o doce años, pero con el irrenunciable objetivo de mantener el espíritu de las obras de genios inmortales de las letras de nuestro país.

"Es un reto", confirma Díaz Valladares, pero matiza y precisa que es una misión "muy bonita". "No es fácil lograr ese tono adecuado y necesario, pero es un trabajo muy gratificante. Para empezar porque siempre hay que celebrar la oportunidad de releer a autores que uno tenía casi olvidados", expone el linense. "Hay que reescribir para que el texto llegue a una audiencia juvenil, pero no se puede permitir que deje de ser del escritor en cuestión, conservar su fondo y su estilo", añade.

Cada maestro es un mundo y, sin ir más lejos, Díaz Valladares no oculta que reelaborar a Becquer es más afanoso que dedicarse a Galdós. Desde luego con el novelista, dramaturgo y cronista grancanario el linense ha estado de récord. Adaptó El 19 de marzo y el 2 de mayo en 20 días, "aunque trabajando doce horas cada jornada", detalla.

Díaz Valladares trabaja a un ritmo asombroso. A comienzos de abril ya publicó la novela El último hacker, ahora saca a la calle su particular revisión de Galdós y aborda a Becquer y le sobra para terminar un nuevo libro, que se va a llamar La colina de los desechos.

El linense, finalista del premio Alfaguara de novela juvenil con El secreto de Pulau Karang, tampoco descarta rizar el rizo. Uno de sus objetivos es remodelar para los lectores de menos edad una de sus propias obras para adultos, en concreto La barca del pan.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios