Diálogos en un espacio inacabado

  • l 'Arte en obras'. Cicus (calle Madre de Dios, 1, primera planta). Hasta el 29 de febrero. De lunes a viernes de 10:00 a 20:00. Sábados de 10:00 a 14:00. Domingos y festivos, cerrado. Luis Gordillo, Fernando Parrilla, Abraham Lacalle y Miki Leal exponen en dos salas del Cicus todavía sin reformar · Gordillo asegura que desconocía la cancelación de la Biacs4 pese a formar parte del patronato

El visitanteque acceda a los contenidos de Arte en obras, la exposición que acoge desde esta semana la sede del Centro de Iniciativas Culturales de la Universidad de Sevilla (Cicus), se sorprenderá por el espacio atípico donde se celebra la muestra: un par de salas de la planta primera del edificio que hasta verano no serán objeto de reforma y que ahora, con los andamios y las paredes descoloridas, plantean un inesperado diálogo con las piezas que se exhiben. En este contexto tres sevillanos (Luis Gordillo, Fernando Parrilla y Miki Leal) y un almeriense (Abraham Lacalle) regresan, de manera simbólica, a la Universidad de Sevilla donde se formaron. La "ilusión de los cuatro por estar juntos", como afirma Fernando Parrilla, ha propiciado este encuentro. "Conocía a Miki cuando estudiaba, entonces visitaba mi taller. Todos estamos enamorados de Luis. Y de Abraham descubrí que usamos la misma paleta de colores. Cuando Javier [Martínez Navarro, comisario de la cita] me propuso participar en esto, tuve claro quiénes podríamos estar", cuenta Parrilla.

¿Qué une a estos cuatro autores de tendencias y generaciones distintas? Pronto dan con la respuesta: la pintura. "Yo creo que, ahora mismo, pintar es casi un estilo. Da igual si tenemos muchos puntos en común como autores o no, al ser pintores ya se nos considera como parte de lo mismo", sostiene Abraham Lacalle. Hablan con sorna de quienes "miran por encima del hombro a los que pintamos", pero Leal, el más joven del grupo, discrepa. "Todo se ha equilibrado mucho: da igual que hagas pintura, fotografía... Y ahora hay gente muy cotizada en la pintura". Gordillo apunta al debate una observación: cuando "uno va a la Documenta de Kassel o a las bienales apenas hay pintura, pero porque las galerías no están metidas en el asunto. Pero en las ferias, en Basilea o en Arco, ahí sí hay mucha".

La palabra bienal provoca que la conversación derive hasta la cancelación de la Biacs. Y entonces Luis Gordillo expresa su desconcierto. "¿Cómo? ¿Que la Bienal se ha acabado? Pues yo soy del patronato y no me han dicho nada. Les regalé una serigrafía, y creo que con eso pagaban a la secretaria", comenta sobre la alarmante situación económica de la Fundación Biacs. También alude con ironía al Premio Nacional de Arte Gráfico que acaban de otorgarle. "Pues nada, me ha tocado este año", despacha con modestia. "No quiero que suene presuntuoso, pero tengo tantos que uno ya se acostumbra, uno se acostumbra a lo bueno. Pero es bonito, sí que anima".

El veterano opina que la idea de exponer en un espacio en obras "tiene gracia" pero puntualiza más tarde que "a mis trabajos quizás les iría mejor una sala más limpita". Quien sí parece encantado con el entorno es Miki Leal, cómodo con esa sensación de precariedad que desprende el conjunto: hay creaciones que parecen compenetrarse con las paredes y haber sido concebidas para estar allí, aunque no sea lo cierto. "No había visto el espacio. Pero sí, me gusta esto. Muchas veces expongo los papeles sin enmarcar, aunque, luego, por cuestiones de conservación, hay que transigir", afirma. A Parrilla le convence la vistosidad de los andamios, que dan a la sala un aire "muy neoyorquino", lo que da pie a un coloquio sobre cómo los restos se han convertido en materia expositiva. "Ya estamos acostumbrados: en la Bienal de Venecia hay unas naves enormes, en las que siempre hay algo roto o medio destruido. Hoy en día ya deja de ser original", aseguran. Parrilla pone como ejemplo una exposición de Carmen Calvo a la que asistió: "Tenía claveles que se iban chuchurriendo, como decimos aquí. El primer día los claveles estaban en su esplendor, y se iban pudriendo, y ese proceso era parte de la obra".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios