David Galán corta una oreja en la primera de la Feria de Lima

  • El diestro malagueño puede salir por la puerta grande de la plaza de Acho de no haber fallado con la espada. Uceda Leal y Roca Rey también pasean un trofeo

Los diestros José Ignacio Uceda Leal, que se presentaba en Lima, David Galán y Fernando Roca Rey pasearon una oreja cada uno en el segundo festejo de la Feria del Señor de los Milagros en la que se lidió una interesante corrida de Capiro de Sonsón y La Ahumada, con varios toros con posibilidades.

Uceda Leal dejó ya una grata sensación en el saludo a la verónica, marcado por lances con elegancia, sobriedad y valor. Con la muleta estuvo en el mismo tono de maestría y elegancia para meter al toro en la muleta y arrancarle series muy bien ejecutadas sobre la mano diestra. Sin olvidarse del temple, dando tiempo al buen toro de El Capiro, al que remató de una estocada entera recibiendo, tras lo que paseó una oreja.

No pudo repetir el éxito con el segundo, ya que al toro le costaba embestir y cuando lo hacía era de manera incierta, punteando el engaño, incomodando al español, al que no le quedó otra cosa que pasarlo por bajo para restarle fuerza y matarlo de un pinchazo y una entera.

David Galán recibió a su primero por verónicas y brindó la faena al sobrero de La Ahumada a la memoria de su padre. Por ambos pitones pasó al toro, después de comenzar la faena con un cambiado y dejando una sensación grata, mostrando su gran valor y una gran similitud en su toreo con el de su padre fallecido. Terminó con desplantes y arrucinas, aunque sin embargo se enfrió todo con la espada, ya que el toro, muy ovacionado por su casta y transmisión, tardó en caer.

El quinto, también de La Ahumada, fue un ejemplar manejable aunque algo manso con el que el malagueño firmó una faena de menos a más, basada fundamentalmente en el toreo sobre la mano diestra, el mejor del ejemplar. Galán, que tiró de firmeza y seguridad, remató con unas bernardinas antes de dejar una estocada entera tras aviso.

El peruano Fernando Roca Rey actuó en tercer lugar recibiendo a su enemigo con largas cambiadas. Tras un emocionante tercio de banderillas, bajó el nivel en la faena de muleta, toreando fundamentalmente sobre la mano diestra. Fue noble y con buen son el toro de El Capiro, y no terminó de cogerle el aire el torero, que terminó por bernardinas y remató de una estocada.

En su segundo también ejecutó largas cambiadas de rodillas. Brindó a David Galán y a su primo, el novillero Antonio José Pavón. Salió muy decidido con el capote, tanto a la verónica como en un quite por chicuelinas. Tiró de raza en la faena de muleta, antes de rematar de un pinchazo y estocada, paseando una oreja de otro ejemplar manejable.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios