David Galán corta dos orejas y sale a hombros en la última de Ajalvir

  • El malagueño cuaja una faena de mérito y Octavio Chacón pudo pasear algún trofeo de no haber fallado con la espada

En la última de feria de la localidad madrileña de Ajalvir de nuevo hay que destacar el mal juego de los toros. Los de Jódar y Ruchena fueron sosos, descastados, con poca fuerza y sin permitir mucha opción a los diestros. El último, con el hierro de Antonio Chenel, fue el más complicado del encierro y puso en apuros a David Galán. Y es que el malagueño fue el triunfador del festejo al cortar las dos orejas a su primero al que recibió con buenas verónicas a pies juntos, dando muestras de la disposición con la que llegó a la feria.

Comenzó la faena con la derecha, sacándose al toro a los medios, ante un animal que parecía que no tenía ni un pase, pero al que el malagueño supo entender y exprimirle todo cuanto llevaba dentro. Una faena en la que lo mejor llegó con la mano derecha en muletazos de mano baja que calentaron el frío tendido. Concluyó por manoletinas y, aunque la espada fue algo baja, se le otorgaron las dos orejas.

Y es que Galán no deja de sorprender, esta vez en la suerte de matar no tiró la muleta, pero sí se tiró encima del toro cuando éste cayó. Con el sexto y último, el más complicado el malagueño lo intentó pero había poco que rascar.

Voluntad y oficio no le faltaron a Octavio Chacón en su lote, incluso en su segundo se llevó una aparatosa voltereta afortunadamente sin consecuencias. Toros sosos, a los que logró sacar algunos muletazos buenos, sobre todo con la mano derecha. En su segundo destacaron algunos pases con la mano izquierda con el toro ya en tablas.

Abrió plaza Lima de Estepona, que no tuvo una buena actuación, sobre todo en su segundo toro con el que estuvo desconfiado.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios