Conocer y sentir el baile flamenco

  • Noelia Sabarea presenta en Algeciras 'Aborigen', un repaso a los orígenes y a los elementos que han marcado la evolución de un arte que la algecireña consigue trasladar con éxito al escenario

Un aborigen es el primitivo morador de un país, originario del suelo en el que vive. Su figura, sin embargo, encierra algo más. Debido a su condición, pasa por guardar las esencias de esa tierra, las más auténticas. La bailaora algecireña Noelia Sabarea rescata esa naturaleza única que logra impregnar la historia de determinada materia y su evolución, con una influencia evidente. Y por supuesto el universo en el que explora es el baile flamenco, con un espectáculo que indaga, divulga y hace sentir: Aborigen.

La producción de la bailaora algecireña se estrenó hace tres años, pero no fue hasta ayer cuando llegó a su ciudad, en un salón de actos de la ONCE en el que se reunieron más de un centenar de espectadores. Aborigen avanzó por la historia del baile tomando como referencia los elementos que han marcado la evolución de la indumentaria flamenca, un punto de vista no habitual que sirvió a Sabarea para marcar al mismo tiempo una suerte de progresión a través de los años del propio arte que practica.

El espectáculo se apoya en medios audiovisuales para cumplir con su cometido. El público conoce el origen de la bata de cola y del mantón de manila y de repente Sabarea, traje negro con lunares blancos y tocada con una flor roja, aparece en el escenario para demostrar el peso que pueden lograr en el baile. La algecireña se mueve y taconea, mece al aire el mantón y los aplausos se sucedieron.

El audiovisual tomó protagonismo tras cada pieza de baile y detalló, por ejemplo, cómo el bastón se convirtió en un respaldo importante en el baile masculino. En ese momento hizo su primer acto de aparición el bailaor Hugo Sánchez, que reveló la estética y la ayuda que presta el elemento.

Aborigen termina por meter al público en su mensaje. Tras escuchar la manera en la que el abanico cobró protagonismo, Sabarea y Sanchez trasladan al baile y al escenario el ritual de seducción con el que se asocia, con una coreografía amoldada al propósito.

El espectáculo además homenajea a figuras como Manolo Caracol, Lola Flores y Carmen Amaya y deja su cuota de protagonismo al cuadro flamenco, a la guitarra Antonio Peralta 'El Cuco' y José Luis 'El Morito'; a la percusión Antonio 'El Caqui'; Antonio Carrasco al cante; y al violonchelo y la flauta Antonio Molina.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios