La Compañía Nacional de Danza estrena una pieza de Forsythe

  • El Teatro de la Zarzuela también acogerá dos obras de su director artístico

La Compañía Nacional de Danza (CND) recurre al coreógrafo estadounidense William Forsythe para su regreso, a partir del 21 de marzo, al Teatro de la Zarzuela, con Quintet, en un programa en el que además recupera Hevel y White darkness, dos coreografías de su director artístico, Nacho Duato.

Dos mujeres y tres hombres se sumergen en un huracán de baile e improvisación en Quintet, un espectáculo con coreografía, escenografía e iluminación de Forsythe que la CND estrena en España en el teatro madrileño y cuya línea narrativa la protagoniza la inquietante música de Gavin Bryars.

El programa que ofrece el Teatro de la Zarzuela hasta el 28 de marzo incluye, además de esta coreografía que llevó a escena por vez primera el Ballet de Frankfurt en el año 1993, dos creaciones de Duato, quien tras 18 años al frente de la CND está decidido a recuperar algunos de sus ballets ya estrenados "para que el público que ha crecido con la compañía en este tiempo pueda disfrutar de ellos con otros ojos", afirmó ayer en el teatro madrileño el bailarín y coreógrafo.

"La respuesta del público a las piezas de la Compañía Nacional de Danza es muy distinta ahora de la que era en 1990", ha recordado Duato, quien considera también un estreno el montaje de Hevel, ya que su paso, el pasado noviembre, por Sant Cugat del Vallés (Barcelona) fue tan sólo "una puesta a punto".

Hevel, que en la antigua poesía hebrea significa humo o sombra, remite al carácter efímero de la condición humana y cuenta con música de Pedro Alcalde y Sergio Caballero, y escenografía de Jaffar Chalabi.

White darkness, la otra coreografía que firma Nacho Duato con música de Kart Jenkins y escenografía de nuevo de Jaffar Chalabi, se estrenó en este mismo teatro en 2001.

Recién llegada de una extensa y fructífera gira por Estados Unidos, la Compañía Nacional de Danza viajará a Canarias para luego iniciar un nuevo periplo por Alemania y Francia tras su paso por el Teatro de la Zarzuela, con el que se completará un año "sin apenas descanso y sin parar de viajar", opina Nacho Duato.

Además de constatar el éxito internacional de la CND, Duato ha aprovechado para recordar que "la ópera, la zarzuela, la música, el teatro y el circo tienen sus sedes propias en Madrid, algo que aún no ha conseguido la danza, una situación que sólo puede solucionar el Ministerio de Cultura".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios