Clooney, Roberts y Foster llegan hoy a los cines con 'Money Monster'

  • La cinta, "extremadamente entretenida pero que también hace pensar", recibió una buena acogida en el pasado Festival de Cannes

Es la actriz más popular en Estados Unidos y tiene una risa contagiosa casi legendaria que exhibe más en la realidad que en su nueva película, Money Monster, un thriller "extremadamente entretenido pero que también hace pensar". El cine que prefiere y que busca Julia Roberts.

Vestida con un traje de chaqueta negro, peinada con una sencilla coleta y unos pequeños pendientes como todo adorno, Roberts recibe a Efe con una gran sonrisa y el Mediterráneo de fondo al día siguiente de presentar en Cannes, con gran éxito, una película que llega hoy a las pantallas españolas. A su lado está su compañero de reparto Jack O'Connell. Falta el otro gran protagonista de la historia, George Clooney, que excusa su presencia debido a un repentino malestar, por lo que son Roberts y O'Connell los encargados de defender esta película dirigida por Jodie Foster.

"Me encanta estar en una película como ésta, que es extremadamente entretenida pero al mismo tiempo sales de la sala y puedes tener días de conversaciones sobre el tema, sobre tus propios sentimientos o experiencias o simplemente sobre la película", explica la actriz. "Es genial cuando esto pasa porque no ocurre a menudo. Te hace sentir realmente como en las películas de la vieja escuela", añade la ganadora de un Oscar por Erin Brockovich (2000) y nominada en otras tres ocasiones por Magnolias de acero (1989), Pretty Woman (1990) y Agosto (2013).

Tras casi treinta años de carrera y más de medio centenar de personajes interpretados, esa mezcla de calidad y entretenimiento es lo que busca la estrella, y para encontrarlo se fija especialmente en el guión, como en el caso de Money Monster. "Tuve que tomar la decisión basada casi enteramente en el guión porque llega un momento en el que estás sola en el plató, la cámara está rodando, George no está allí, Jodie está en el monitor y yo tengo que estar muy contenta con el texto".

Aunque Clooney y Roberts son la pareja protagonista de la historia, en realidad el actor con el que ella comparte todas sus escenas es con O'Connell. Clooney (Lee) es el presentador de un programa de televisión dedicado, de forma un tanto ligera, a analizar los movimientos de la bolsa y a aconsejar a los espectadores sobre sus inversiones, y Roberts (Patty) es la directora del espacio. O'Connell (Kyle) es unos de esos espectadores, que se siente estafado porque ha perdido todo su dinero en una inversión arriesgada y decide vengarse por su cuenta.

Durante todo el desarrollo de la historia, entre cómica, dramática y surrealista, Lee está junto a Kyle y se comunica mediante un sistema interno de auriculares con Patty, que sigue los acontecimientos desde la sala de realización del programa. "Nos aprovechamos de ser amigos desde hace mucho tiempo", explica la actriz sobre Clooney, con el que ha trabajado en la saga Ocean's Eleven y en su debut como director, Confesiones de una mente peligrosa. "Creo que la gran beneficiada fue Jodie. Nos tuvo juntos el primer día de rodaje y no nos volvió a tener juntos hasta el último día de rodaje. Estoy convencida de que realmente lo diseñó de esa forma", dice Roberts y estalla en una carcajada.

Relajada y feliz tras su primera participación en Cannes (donde acaparó todos los flashes al aparecer descalza por la alfombra roja), la intérprete se muestra por encima de lo que supone ser la eterna novia de América. "He estado en este negocio durante más tiempo del que mi compañero ha estado en la vida -dice en referencia a O'Connell, de 25 años- y he aprendido a navegar de una forma que realmente me permite tener mi vida privada muy tranquila y separada del trabajo. Creo que la idea que existe en torno a mi profesión es más caótica de lo que realmente es", opina la actriz.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios