El Cinematógrafo linense celebra 25 años con la reunificación con Cultura

  • El fin del 'exilio' que se registra desde 2005 terminará en abril de 2010, según está previsto · La asociación llega a las bodas de plata con proyecciones, un taller de cine y un certamen de cortometrajes

Lo normal es que una película tenga final feliz y muchas, además, terminan en boda. El Cinematógrafo en el exilio de La Línea acaba de alcanzar también bodas, de plata, pero su película no ha terminado. Un cuarto de siglo de amor al cine que se ha cumplido esta semana. Desde 2005 la asociación funciona con el mencionado apellido de 'en el exilio' y justo cuando se ha alcanzado la significativa efeméride se ha logrado el acuerdo para la reunificación con la concejalía de Cultura. El Cinematógrafo de siempre volverá a ser tal a partir de abril de 2010, según lo previsto.

Todo comenzó con Fedora, un 30 de noviembre de 1984. El filme de Billy Wilder fue el primero que proyectó el Cinematógrafo y desde entonces se han sucedido las exhibiciones, sólo con algún estancamiento a finales de los ochenta por motivos económicos. Se solventaron y los pases se cuentan por cientos, siempre películas de calidad, delicatessen para cualquier cinéfilo.

La idea surgió de Pepe Villalba, que reunió a un grupo de amigos para fundar el Cinematógrafo, organizado desde el primer momento como asociación con sus estatutos definidos. No tardó en incorporarse Miguel Guerrero, que es en la actualidad el presidente de un colectivo que cuenta aproximadamente con medio centenar de socios.

Guerrero recuerda que desde el primer momento hubo sintonía con el Ayuntamiento. Se adecuó la Casa de la Cultura para que pudiera acoger proyecciones y comenzó una dilatada historia que ha llegado hasta nuestros días.

Una fuerte polémica entre los que eran socios y fundadores del cinematógrafo municipal y el entonces edil de Cultura, Alfonso Escuadra, estuvo en el origen de la marcha de los primeros, que fundaron el Cinematógrafo en el exilio. A partir de la separación la asociación puso en funcionamiento la que hoy es otra de sus actividades importantes, un taller de cine a través del cual ya se han producido en torno a una docena de cortometrajes. Uno de ellos incluso se incluyó en la última edición de la Puesta de Corto, un certamen para obras de autores del Campo de Gibraltar que representa otra de las cartas de presentación del colectivo.

Los contactos para poder restablecer la relación con el Ayuntamiento se iniciaron hace meses, ya con Paqui López en la delegación, y el pasado jueves los socios del Cinematógrafo aprobaron la reunificación, que será efectiva desde abril, que es cuando Cultura arranca sus proyecciones. Hasta entonces, y mientras se redactan las condiciones del regreso, se seguirá con el exiliado apellido. El acuerdo establece que los socios del Cinematógrafo entrarán en las proyecciones mediante su cuota y que Cultura cobrará una pequeña entrada al público en general. Final feliz.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios