El Centro García Lorca abre sin el legado del poeta

  • El edificio, de corte vanguardista y ubicado en el centro de Granada, se dedicará al estudio y la difusión de la obra del escritor

El Centro Federico García Lorca de Granada abrió sus puertas ayer, tras años de retraso y con la ausencia del legado del poeta, que permanecerá en la Residencia de Estudiantes de Madrid hasta que no se den las condiciones de seguridad adecuadas para conservarlo en el edificio de corte vanguardista de la céntrica plaza de la Romanilla, junto a la Catedral de Granada.

Ya el mes de septiembre albergará su primera exposición, sobre el propio edificio, y el resto de programación, hasta el 31 de diciembre de este año, tendrá que ser aprobada por el consejo rector del consorcio del centro, a propuesta de la Fundación García Lorca, lo que previsiblemente se hará también en el mes de septiembre.

Las autoridades recorrieron en la tarde de ayer las instalaciones de este centro, que se destinará al estudio, difusión y promoción de la vida y obra del autor de Poeta en Nueva York, y descubrieron una placa conmemorativa. El centro acogió posteriormente una actuación musical a cargo de la soprano granadina Mariola Cantarero y la pianista Mercedes Enciso, que interpretaron tres poemas de Lorca y tres canciones populares de Falla. El espectáculo concluyó con la actuación de la joven violinista noruega Guro Kleven Hagen junto al pianista Gunnar Flagstad.

El edificio, ubicado en unos terrenos cedidos por el Ayuntamiento, cuenta con una superficie total de 4.700 metros cuadrados. Se organiza en torno a la conservación, el cuidado y el estudio de los fondos de la Fundación Federico García Lorca, actualmente depositados en la Residencia de Estudiantes de Madrid, que custodiará una copia íntegra de los mismos.

Este centro cultural cuenta con una sala de exposiciones de 500 metros cuadrados, un teatro con capacidad para 424 personas y equipado para todo tipo de eventos y una zona de talleres que recibe luz natural y podrá transformarse, unirse o separarse con tabiques móviles. También tiene disponible una sala de exposiciones con control de temperatura, humedad y luces de especial protección para las obras de arte, además de salas de trabajo y una cámara acorazada para albergar el legado lorquiano, un archivo, tienda y un servicio de cafetería.

A estos espacios se suma la biblioteca, que alberga los fondos de la Fundación Federico García Lorca y será el punto de acceso al archivo general del centro.

El archivo acorazado se encuentra suspendido en el espacio de la biblioteca y custodiará los manuscritos originales de la fundación. Entre los fondos se encuentran casi 5.000 manuscritos del poeta, 3.000 de otros autores y unos 50 dibujos de artistas contemporáneos como Salvador Dalí o Ismael de la Serna, además de archivo fotográfico y hemeroteca.

La inauguración del Centro Lorca, que ha sufrido numerosos retrasos por cuestiones económicas, se fijó finalmente para el pasado 5 de junio, coincidiendo con el nacimiento del poeta, pero tuvo que volver a aplazarse sin fecha, después de que el Ministerio de Cultura reclamara a la Fundación Lorca que justificara una serie de subvenciones millonarias concedidas para la construcción.

Concretamente, la fundación tiene una deuda de 12 millones de euros sin pagar o justificar a, entre otros, Ferrovial, la constructora del centro que rinde homenaje a la memoria del poeta, y al Ministerio de Cultura, que reclama 1,7 millones de euros por las subvenciones nominativas concedidas para el espacio de la plaza de la Romanilla.

La situación en la fundación llevó a su presidenta a presentar una querella contra el secretario de la institución, Juan Tomás Martín, por posible falsedad documental y apropiación indebida, tras lo que aprobó su cese.

La fundación, que se reunió recientemente para analizar las cuentas, garantiza que investigará "en profundidad" todas las irregularidades que se han localizado en las cuentas de la institución.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios