Castella, dos orejas, puerta grande en la plaza de Aguascalientes

  • El francés realiza lo más destacado en el coso mexicano y Garibay es herido

Tras su triunfo en Aguascalientes, Sebastián Castella encadenó un nuevo triunfo el domingo en Guadalajara, donde cuajó una maciza faena de mucha rotundidad y salió a hombros tras cortar dos orejas.

El torero de Beziers realizó lo más destacado de una corrida en la que Ignacio Garibay se mantuvo en el ruedo tras sufrir dos cornadas y ser atendido en la enfermería mientras que Morante de la Puebla pasó de puntillas con sus tres toros.

Lo mejor fue la faena de Castella al toro 'Giraldo', un buen animal de Montecristo con clase y repetidor al que cuajó una labor rotunda, toreando muy relajado por ambos pitones, bajo el clamor del público que le pidió las dos orejas.

El susto de la tarde lo protagonizó Ignacio Garibay en su segundo, que le volteó de forma espectacular a mitad de la faena. A partir de ese momento, el mexicano se vino arriba y a pesar de la fuerte paliza y de caer herido, se mantuvo en el ruedo cortando una oreja en reconocimiento al esfuerzo.

Completó cartel Morante de la Puebla, que dejó detalles sueltos con el que abrió plaza y se mostró desconfiado con el cuarto, por lo que decidió abreviar. Regaló el sevillano el sobrero, descastado y deslucido con el que no tuvo opción.

El parte de Garibay reflejó que fue herido con dos trayectorias por asta de toro, una en la parte inferior del muslo derecho con orificio de entrada de 8 centímetros y dos trayectorias, una de 8 centímetros hacia abajo y otra de 9 centímetros hacia atrás. Otra herida en el lado derecho del peroné con extensión de 10 centímetros que llegó hasta la pared del recto sin lesionarlo. Las dos sólo interesaron piel, tejido celular subcutáneo y tejido muscular. Fueron saturadas por planos y se colocaron drenajes. Si no se producen complicaciones, el diestro estará recuperado en unos quince días.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios