La escocesa Carol Ann Duffy se convierte en la primera 'poetisa laureada' de Reino Unido

  • Esta distinción honorífica que la corona británica concede desde 1668 es equivalente al bardo real

Carol Ann Duffy fue nombrada ayer poeta laureada de Reino Unido, un título honorífico que concede la corona desde 1668 y que hasta ahora nunca había recaído en una mujer. El Ministerio de Cultura hizo oficial el nombramiento de Duffy, de 53 años, que se convierte también en el primer autor escocés que recibe este título, que ocupará 10 años y por el que recibirá un salario simbólico de 5.750 libras anuales (6.450 euros). El puesto honorífico de "poeta laureado" fue instituido por el rey Carlos II en 1668 y desde entonces ha reconocido la trayectoria de poetas como John Dryden, William Wordsworth, Alfred Tennyson, John Betjeman y Ted Hughes.

"Me siento honrada por recibir el título de poeta laureada, no sólo por recordar a algunos de los grandes poetas que lo han ostentado desde el siglo XVII, sino por algunos de los maravillosos poetas de hoy en día", dijo Duffy tras conocer la noticia. Originalmente, el poeta elegido debía escribir odas para conmemorar celebraciones como el cumpleaños de los monarcas y ocupaba el cargo de manera vitalicia, pero hoy en día es una distinción meramente honorífica. El ex primer ministro Tony Blair cambió las reglas tras la muerte de Ted Hughes en 1998, de modo que el cargo dejó de ser vitalicio.

Duffy, que ya figuró entre los favoritos hace 10 años cuando el elegido fue Andrew Motion, es una reconocida poeta y dramaturga, autora también de cuentos de hadas y libros de poesía para niños. Según algunos medios, Blair, que en su condición de primer ministro debía proponer hace diez años a la reina el nombramiento, optó por Motion para evitar la eventual polémica que causaría en la Inglaterra tradicional conceder el título a una lesbiana. Duffy, cuyo libro más reciente -galardonado con el premio TS Eliot hace cuatro años- es una apasionada serie de poemas dedicados a una amante que no identifica, expresó entonces las dificultades que ella tendría para desempeñar las tareas de poeta laureado. "Yo no escribiría un poema para Eduardo (el hijo menor de la reina Isabel) y Sophie. Ningún poeta que se respete a sí mismo lo haría", dijo Duffy tras no ser elegida entonces.

La nueva poeta laureada destacó ayer la importancia del título "porque sirve para llamar la atención sobre el rol central que puede desempeñar la poesía en las vidas de la gente normal. La poesía está en todas partes, a todas horas, en canciones o en discursos o en papel, y volvemos a ella cuando los eventos, personales o públicos, nos importan".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios