Cannes reúne a sus hijos predilectos a partir del miércoles

  • El Festival, que se celebra a partir del día 13, abrirá sus puertas a la cinematografía española

El Festival de Cannes ha apostado en su 62 edición, que se celebrará del 13 al 24 de mayo, por viejos conocidos como Haneke, Tarantino, Von Trier, Loach, Resnais y Almodóvar para dar solidez a un concurso en el que sólo una cineasta opta por primera vez a la Palma de Oro: Isabel Coixet.

El melodrama con tintes de filme noir de Pedro Almodóvar Los abrazos rotos, y la aventura nipona de la catalana Isabel Coixet con Sergi López Mapa de los sonidos de Tokio, intentarán ganar la Palma de Oro, un privilegio que sólo ha disfrutado hasta la fecha un español, Luis Buñuel, por Viridiana, en 1961.

Sin embargo, lo poco usual de tanta presencia española -que se completa con Ágora, de Alejandro Amenábar, fuera de concurso- ha desbancado al cine latinoamericano de un certamen que recientemente ha coronado a los mexicanos Carlos Reygadas y Alejandro González Iñárritu y ha abrazado a los argentinos Lucrecia Martel y Pablo Trapero.

Nacido en Buenos Aires pero asentado en Francia, sí estará Gaspar Noé, que también se va a Tokio con Enter the Void siete años después del escándalo causado en el festival con la violación en tiempo real de Irréversible.

Por lo demás, serán los grandes nombres los que pujen por entrar en el palmarés, lo que deja claro que Cannes busca este año más garantías que innovación, pues ha confeccionado un enfrentamiento de popes del cine de todas las nacionalidades y estilos que, a priori, promete un alto nivel en la competición.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios