Cultura

Biznaga de Oro para 'Las distancias' de Elena Trapé y 'Benzinho' de Gustavo Pizzi

  • 'Casi 40' de David Trueba y 'La reina del miedo' de Valeria Bertuccelli y Fabiana Tiscornia obtienen el Premio Especial del Jurado

  • Trapé gana también la Biznaga a la mejor dirección

Los ganadores de las Biznagas (con Elena Trapé, en el centro), reunidos ayer en el Teatro Cervantes. Los ganadores de las Biznagas (con Elena Trapé, en el centro), reunidos ayer en el Teatro Cervantes.

Los ganadores de las Biznagas (con Elena Trapé, en el centro), reunidos ayer en el Teatro Cervantes. / javier albiñana

Sin excesivas sorpresas ni enormes fiascos que lamentar. El palmarés de la presente edición del Festival de Málaga, anunciado ayer por el jurado de la sección oficial a concurso (Mariano Barroso, Sylvie Imbert, Manane Rodríguez, Marta Sanz y Aura Garrido), concedió las dos Biznagas de Oro (una a la mejor película española y otra a la mejor película iberoamericana, según el canon establecido el año pasado) respectivamente a Las distancias de Elena Trapé y la coproducción de Brasil y Uruguay rodada en portugués (dato reseñable al tratarse de un festival de cine en español) Benzinho, dirigida por Gustavo Pizzi. Lo cierto es que desde su proyección del pasado martes, Las distancias, protagonizada por Alexandra Jiménez, Miki Esparbé, Isak Férriz, Bruno Sevilla y María Ribera y rodada en Berlín, ha recibido el aplauso casi unánime de la crítica y se ha mantenido en las primeras posiciones en las quinielas; Trapé, que también ha ganado la Biznaga de Plata a la mejor dirección, firma una película exigente, muy bien rodada y de notable altura cinematográfica con suficientes atractivos además de cara al público sin rendir pleitesías comerciales. Su éxito revalida de alguna forma el que disfrutó el año pasado Verano 1993 de Carla Simón, si bien aquí hablamos de un descubrimiento que corresponde netamente al Festival de Málaga, sin comparecencia previa en otros festivales. La Biznaga augura una proyección destacada a una película que merece una larga vida y una atención especial de la industria. En cuanto a Benzinho, Pizzi presenta una historia familiar con la maternidad como argumento clave que también dejó muy buenas sensaciones en el certamen tras su pase.

Por lo demás, la Biznaga de Plata del Premio Especial del Jurado corresponde ex aequo a Casi 40 de David Trueba y La reina del miedo de Valeria Bertuccelli y Fabiana Tiscornia. La misma Bertuccelli se lleva la Biznaga de Plata a la mejor actriz por su filme, ex aequo con Alexandra Jiménez por Las distancias, mientras que Javier Rey es el ganador de la Biznaga al mejor actor por su trabajo en Sin fin. Carmen Flores por Mi querida cofradía y Vladimir Cruz por Los buenos demonios se reparten las Biznagas a los intérpretes de reparto, mientras que Daniel Díaz Torres y Alejandro Hernández ganaron el premio al mejor guion por Los buenos demonios, filme reconocido también con la Biznaga de Plata a la mejor música para Edesio Alejandro.En cuanto al resto de premios, Benzinho se lleva el Premio de la Crítica y Mi querida cofradía el del Público. En Zonazine, la Biznaga de Plata a la mejor película española es para Con el viento de Meritxell Colell, mientras que la concedida a la mejor película latinoamericana es para Casa Coraggio de Baltazar Tokman. En cuanto a los documentales, Carolina Astudillo se llevó la Biznaga a la mejor película por Ainhoa, yo no soy esa y Juan Manuel Sepúlveda Martínez la de mejor director por La vida suspendida de Harley Prosper. La Biznaga del Público es para La flor de la vida, de Claudia Abend y Adriana Loeff, con una mención especial a Hayati (Mi vida) de Sofi Escudé y Liliana Torres.

El empujón de la Biznaga va a darle a la película una notoriedad muy positiva, seguro"

Afirmaba el día de la presentación de Las distancias Elena Trapé a Málaga Hoy, preguntada por sus expectativas más allá del festival: "Hay muchos factores que intervienen en la vida de una película. Seguramente, si pensáramos en ellos no las haríamos". Ayer, de hecho, admitió tras la lectura del palmarés que su máxima aspiración era "que la película se estrenase, que no se quedase en un cajón, porque no la hicimos para eso". Ahora, la Biznaga de Oro supondrá "un empujón" desde una plataforma, el Festival de Málaga, que "le va a aportar una notoriedad muy positiva". En cuanto a la reválida para el cine catalán que supone Las distancias tras el éxito el año pasado de Verano 1993, Trapé señaló directamente a la formación: "Las escuelas de cine están produciendo películas, y eso abre las puertas a otro perfil y seguramente acorta el tiempo que un director tiene que esperar para hacer su primera película", afirmó. Ni qué decir tiene que el Festival de Málaga no sería el mismo, ni mucho menos, sin la Escuela Superior de Cine y Audiovisuales de Cataluña (ESCAC) y su cantera; lo mismo puede decirse, por extensión, del cine español en su conjunto. Sobre el éxito de Benzinho, su productora, la uruguaya la uruguaya Agustina Chiarino, afirmó: "Es hermoso que desde España se pueda ver una película de Brasil que muestra un universo que no tiene mucho que ver con la imagen que se tiene de ese país".

La próxima edición del Festival de Málaga se celebrará en marzo de 2019, según la intención de la dirección del certamen de fijarlo en este mes. Más cine todavía.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios