La Biblioteca Nacional creará un depósito digital para custodiar contenidos en la Red

  • La nueva directora, Ana Santos Aramburo, cree que la cultura es algo que "nos puede salvar"

La Biblioteca Nacional de España (BNE), consciente de que la realidad cambia a pasos agigantados y de que, dada su condición de servicio público, su obligación es custodiar el saber colectivo en español, creará un depósito digital para los contenidos que circulan en la Red.

Este es uno de los principales retos para Ana Santos Aramburo, la nueva directora de una institución que acaba de celebrar su 300º cumpleaños, una bibliotecaria que regresa a una "casa" que conoce muy bien, ya que durante casi cinco años trabajó en ella como directora de sus actividades culturales.

Santos Aramburo, zaragozana, licenciada en Geografía e Historia y diplomada en Biblioteconomía y Documentación, llega a la BNE ilusionada y con muchos proyectos, consciente de la estrechez presupuestaria que la biblioteca, "como el resto de instituciones culturales", soporta en los últimos años.

Ahora bien, está "firmemente convencida" de que si hay algo que en las actuales circunstancias "nos puede salvar", eso es "la cultura".

"Nuestra obligación es hacer sostenible el servicio público, aunque dispongamos de menos recursos económicos. Tenemos menos para gastar y tenemos que gastar mejor. Sin olvidar la calidad", argumenta.

Santos Aramburo compareció ayer ante los medios de comunicación para hablar del "momento clave, importante" que vive la Biblioteca Nacional, para destacar la "inmensa tarea, vocacional y de entrega" que, pese a las circunstancias, desarrollan sus más de 500 trabajadores y para, especialmente, referirse al futuro, que espera "brillante" en un momento "de transición, de cambios".

Cambios propiciados por internet y a los que la BNE debe hacer frente con mayor intensidad que hasta ahora. De ahí la necesidad, en su opinión, de crear el citado depósito digital, para custodiar todo aquel conocimiento que circula por la Red en español. "Es absolutamente imprescindible, necesario", destacó.

"No podemos ir por detrás de la realidad", argumentó Santos, quien anunció que el Gobierno trabaja ya en el borrador de un real decreto que creará este depósito, que ya funciona en otras grandes bibliotecas del mundo. Dado que "abarcar todo es imposible", se realizarán cada año "varios barridos en los dominios públicos y privados del .es".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios