El Arrebato produce una descarga musical con su 'Campamento Lavandón'

  • El sevillano de origen barbateño regresa dos años después a La Línea con gran éxito

El Palacio de Congresos de La Línea recibió al cantante sevillano El Arrebato con un patio de butacas prácticamente al completo. Apenas cabían más personas pero todas tenían que entrar. El concierto arrancó pasados diez minutos precisamente por eso, para dar oportunidad a que todos estuvieran sentados para iniciar con las primeras notas, tal y como el propio artista bromeó en su primer intercambio de palabras con el público.

Con gran simpatía fue llevándose al público del Palacio al bolsillo con el ritmo marcado del buen andaluz, entre rock, rumba y un suave toque flamenco para marcar las pautas del espectáculo que venía con Campamento Lavandón bajo el brazo. Su último disco ha entrado con buen pie en las listas de discos vendidos, ya es de oro y a punto del platino. Entre canciones conocidas y otras que iba presentando al público Javier Lavandón, su nombre real, dejó muestras del cariño que le tiene a esta tierra, al sur, y recordó que hacía dos años que no venía por la zona después de un recorrido muy extenso por el norte y el levante. "Tenía muchas ganas de volver al sur", destacó y mientras sus músicos arañaban las melodías y la voz del Arrebato descargaba su energía.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios