Aparicio se recupera de su grave cornada y espera reaparecer en un mes

  • El diestro madrileño resultó herido el Domingo de Resurrección en Las Ventas

El matador de toros Julio Aparicio se recupera de su grave cornada del pasado domingo en Las Ventas en una de las habitaciones de la clínica de La Fraternidad de Madrid. El torero madrileño señaló a este diario que se encuentra mejor después de los intensos dolores de los primeros días. "De momento todo va bien, la herida va mejorando poco a poco, pero sobre todo me encuentro muy ilusionado y con ganas de volver a torear" apuntó Aparicio.

El matador se recupera de la herida de 25 centímetros que le infringió el primer toro de la tarde del pasado domingo y se muestra ilusionado en volver a enfundarse el vestido de torear. "Pienso que fue una tarde de reencuentros y de muchas sensaciones, el público me acogió con un cariño especial, estuvo conmigo desde que hice el paseíllo, por eso me entregué en la faena" indicó.

Aparicio recuerda que fue un toro manso que apenas le dio facilidades cuando entró a matar. "En ese momento el toro me tapó la salida, me echó la cara arriba y ahí fue cuando me corneó y me metió el pitón" indicó .

A pesar del grave percance, Aparicio se encuentra ilusionado y motivado para volver de nuevo a los ruedos. "Creo que en un mes volveré a pisar el albero de una plaza, me gustaría que fuera antes de mis compromisos en Madrid, aunque sería bonito reaparecer en Las Ventas".

El diestro madrileño, que hará el paseíllo dos tardes en la feria de San Isidro, ha estado preparándose durante este invierno entre Madrid, Sevilla y Tarifa, en esta última ha entrenado varias tardes en la plaza de tientas del Mesón de Sancho y ha participado en varios tentaderos en ganaderías como las de Carlos Núñez, La Palmosilla y Núñez del Cuvillo, todas cercanas al término tarifeño.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios