Ande o no ande

Ciencia-ficción, España, 2013, 100 min. Dirección y guion: Álex y David Pastor. Fotografía: Daniel Aranyó. Música: Fernando Velázquez. Intérpretes: Quim Gutiérrez, José Coronado, Marta Etura, Leticia Dolera. Cines: Bahía de Cádiz, Bahía Mar, San Fernando Plaza, Ábaco Jerez, Cinesa Los Barrios.

La nueva modalidad de pensamiento único en nuestro cine industrial para las estadísticas anuales habla de hacer las cosas a lo grande y sin complejos, lo que traducido al román paladino quiere decir gastarse mucha pasta, copiar los modelos a la moda del cine de género de Hollywood, tirar de efectos digitales made in Spain y dar ese gato por liebre desnacionalizado que haga pensar en un espejismo de poderío y competencia en el mercado global.

Los últimos días, como Fin, como Lo imposible, como las últimas cintas de Calparsoro, se ha cocido desde las televisiones privadas con todos esos ingredientes y una muy poco original y roma historia (de amor y ¡temor a la paternidad!) sobre el fin del mundo con las calles y rincones emblemáticos de Barcelona filmados en picado celestial, a saber, alentando a ese ojo con poca memoria que reconoce el gesto amenabariano de segunda mano y otros desvíos recientes de la ciencia-ficción terminal y con mensaje.

Los hermanos Pastor (Infectados) regresan a casa para intentar volver a salir de nuevo, pero en la operación de transbordo se olvidan de que el espectador, además de satisfacer su orgullo patriota (sic), también quiere ver una historia lo más adulta o lo mejor escrita, desarrollada o interpretada posible, asuntos que fracasan aquí estrepitosamente hasta el límite del ridículo. Ninguno parece haberse percatado de que la mejor manera de filmar a Coronado es limitando al mínimo su actividad, y ninguno parece haber sido capaz tampoco, entre grúas imposibles, paisajes de la destrucción y demás parafernalia visual en déja vu, de contener a un Quim Gutiérrez de lágrima fácil y tics de modelo de H&M.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios