Algeciras realizará nuevos estudios de su mayor necrópolis islámica

  • La intervención arqueológica se llevará a cabo en la parcela en la que se levantará el futuro centro documental de la ciudad y se trata de una actuación previa y obligada al comienzo de las obras

El cementerio islámico de mayor extensión de la Algeciras medieval será objeto de nuevas investigaciones. Así se producirá merced a la intervención arqueológica que va a comenzar en breve en el terreno en el que se ubica la necrópolis, la parcela que se encuentra delimitada por la prolongación Blas Infante y la Escuela de Arte y Capitán Ontañón y Virgen del Carmen. Se trata del solar en el que se construirá el futuro edificio que acogerá una biblioteca central y los archivos notarial y municipal.

Es el proyecto, perteneciente al Plan E, del centro documental el que va a permitir la excavación. Se localiza en la denominada zona arqueológica y, por lo tanto, requiere una prospección previa antes de comenzar las obras. Ya se conoce, en cualquier caso, que en el lugar se asienta la necrópolis islámica. Fue descubierta cuando se realizaron los cimientos del edificio Blas Infante.

Del citado cementerio se han excavado más de un millar de tumbas, con una antigüedad aproximada de 700 años. El interés de la intervención que se avecina radica en el nuevo volumen de información que se podría conseguir, sobre todo atendiendo a que se trata de un terreno de una considerable extensión, de unos 2.000 metros cuadrados.

Debido a la sencillez del ritual funerario islámico, no se prevé que se puedan realizar descubrimientos de alto valor arqueológico que pudieran afectar de alguna u otra forma al proyecto del reclamado centro documental. Son procedimientos de enterramientos simples, con fosas cavadas mirando a La Meca. A la cabecera o los pies es posible hallar piedras o estelas y muy raramente lápidas piramidales del tipo mqabriya por ejemplo, de más interés arqueológico.

Los cementerios islámicos se radicaban a las afueras de las ciudades, cerca de sus puertas. En el presente caso se trata de la necrópolis de la Algeciras medieval que se encontraba junto a la puerta que llevaba a Gibraltar, que estaba situada en la esquina superior de las actuales ruinas meriníes. Los castellanos la llamaron Puerta del Fonsario precisamente en alusión al citado cementerio.

Con las investigaciones ya llevadas a cabo en la necrópolis a cargo del departamento municipal de arqueología se han podido averiguar condiciones de vida y de la población de la época. Algunas de las conclusiones de estos estudios se pueden conocer en el Centro de Interpretación de la Cultura Andalusí, donde existen incluso reproducciones de tumbas y algunas estelas.

La intervención arqueológica se pondrá en marcha en un breve plazo. Cabe la opción de que pueda ser esta misma semana, pero lo más probable es que se inicie ya la próxima. Es el proyecto arqueológico más importante previsto en Algeciras a corto y medio plazo.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios