Algeciras alza las guitarras por Paco en el interior de la Palma

  • La iglesia cobija el homenaje al guitarrista algecireño La lluvia y la baja participación marca el acto de recuerdo con vocación de continuidad

Comentarios 1

La lluvia en los zapatos no era buena compañía, ni el reflejo de la torre de la iglesia en los charcos de la Plaza Alta. El acto de Guitarras al Cielo en recuerdo al genio algecireño Paco de Lucía, un día después del segundo aniversario de su muerte, se vio deslucido por la lluvia y la baja participación, teniendo además que buscar un refugio y fue precisamente el templo mayor de la ciudad, la parroquia Nuestra Señora de la Palma. Un acto solemne motivado por el cariño que reunió a medio centenar de personas para homenajear al maestro en torno al recuerdo del 25 de febrero de 2014.

El aplazamiento por la meteorología de Algeciras Suena a Paco, que pretendía llenar de músicos las calles y plazas del centro de la ciudad, hizo decaer considerablemente la participación en el alzamiento de guitarras, y todo ello sin contar la fuerte lluvia que llegó antes de lo previsto provocando el encierro en la iglesia sin más remedio.

Con la ausencia de los familiares del guitarrista, el alcalde de Algeciras José Ignacio Landaluce, arropó junto a miembros de la Corporación Municipal a los músicos de la ciudad que idearon este homenaje y que pretende perdurar en el tiempo, como son el pianista Chico Valdivia y el guitarrista Salvador Andrades.

La fuerte lluvia provocó que una veintena de personas se atrevieran a sacar sus guitarras a la calle. La mayoría de ellos niños pequeños que demuestran que la afición por la guitarra goza de buena salud. Algunos trajeron el instrumento bien guardado en sus fundas de plástico, había desde guitarras flamencas, a otras tantas de juguete o eléctricas. La cuestión era estar y rendirle el cariñoso recuerdo.

Antes de escenificar el gesto en el altar del templo mayor tanto el alcalde como los músicos ofrecieron unas palabras. Entre el público no faltaba el amigo de Paco de Lucía, Victoriano Mera, ni el buen aficionado al flamenco y gran promotor del mismo José Luis Lara, así como tantos otros músicos de la tierra, que abrazan la guitarra como su máximo vehículo de expresión.

Chico Valdivia definió al guitarrista como "el orgullo de mi pueblo". Alzó la voz para reconocer lo que ha hecho por la música, por el flamenco, recordando además la figura de su hermano Ramón. "Hoy es un día curioso, no sé si es que él no quiere o es que está llorando por esto", en referencia a la fuerte lluvia. El músico apostilló que lo importante es repetir este acto, tener este recuerdo. "Ese levantamiento de guitarra es obligado porque es la persona que más ha hecho por el flamenco". Insistió que es un homenaje "obligado" de los músicos algecireños, sin querer entrar en detalle si la fecha es la adecuada, puntualizando que la propuso porque fue cuando pasó por la capilla el día que falleció. Le definió como el Mozart del flamenco.

Por su parte el guitarrista Salvador Andrades destacó que su vida ha estado ligada a la música de Paco de Lucía, teniendo la suerte de ser alumno de su padre Antonio, otro de los grandes guitarristas de la tierra, extendiendo a su vez el recuerdo al hermano Ramón. "Es muy importante que la gente colabore este día con su guitarra y esperemos que todos los años se siga repitiendo y que sea un punto de peregrinaje para la guitarra".

Por su parte Landaluce quiso agradecer en primer lugar al párroco Jesús Casado por abrir la iglesia de la Palma para cobijar a los presentes e invitó a mantener este acto, aunque fuera dentro de la iglesia, volcando las guitarras al cielo desde las escaleras que dan entrada al altar.

Como curiosidad se entregó un cuadro en homenaje a Paco de Lucía a cargo del poeta de la República Dominicana César Sención, obsequio que fue entregado por una joven bailaora de flamenco de la tierra.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios