Acción al mejor cine en corto

  • Comienza en el teatro Juan Luis Galiardo de San Roque la Semana Internacional del Cortometraje, con 55 trabajos a concurso · El programa incluye siete obras nominadas en la última edición de los Goya

Es difícil no encontrar en la filmografía de los grandes cineastas de todos los tiempos cortometrajes que ahora se valoran como joyas. La Academia del cine español, sin embargo, a punto estuvo de relegar a estos filmes a un plano secundario en la última gala de los Goya. Pero el corto, oasis de creatividad y experimentación y plataforma de lanzamiento, va superando las trabas. En festivales como la Semana Internacional del Cortometraje de San Roque se reivindican. El certamen, que cumple 30 ediciones, arrancó ayer en el teatro Juan Luis Galiardo con 55 trabajos a concurso. Muchos llegan premiados y respaldados por la crítica. Es una ocasión única de ver tales películas en el Campo de Gibraltar.

A razón de más o menos una decena al día, las obras se proyectarán en el Galiardo hasta el viernes desde las 20.00 horas a sólo un euro la entrada. El cartel es espléndido. Anoche, sin ir más lejos, se exhibió Alumbramiento, trabajo con el que Eduardo Chapero Jackson ganó en la Mostra de Venecia el premio al mejor corto europeo y que además ha sido reconocido como el mejor corto en los Premios del Cine Europeo. El acto de clausura y fallo de galardones en San Roque será el sábado a las 20.30 horas.

El programa incluye siete nominados a los últimos Goya, entre ellos el ganador en la categoría de ficción (Salvador, de Abdelatif Hwidar) y el triunfador en género documental (El hombre feliz, de Lucina Gil). "Lo que se pretende a la hora de elaborar la selección es que todo aquel que acuda tenga garantizada la calidad, aunque finalmente se trata de un asunto subjetivo", detalla Esteban Gallego, director de la Semana durante sus 30 años de andadura. "El objetivo a la hora de realizar el programa es elegir cortometrajes de calidad, sin atender a otro criterio", añade.

Los 55 cortos a concurso han salido de los más de 200 presentados, muestra heterogénea al servicio de todos los gustos, para empezar porque hay ficción, animación y documental, español y extranjero en 35 y 16 milímetros. El jurado encargado de valorar las obras está formado por Francisco Olmedo, cinéfilo consumado fundador de cine clubs; el reputado internacionalmente dibujante sanroqueño Carlos Pacheco; y Julio Peces, director de la Semana de Cine de Terror de Estepona.

"Es complicado quedarse con una sola cosa de estos 30 años, aunque lógicamente hay que destacar la ilusión y el trabajo realizado. Tiene mérito una permanencia así de un festival que se celebra en un pueblo", indica Gallego. "Esto es más importante de lo que se puede pensar. Nos conocen en los cinco continentes".

"Estamos abiertos a todas las ediciones que puedan venir; yo a la Semana le veo un robusto futuro. Espero que esto siga para adelante", subraya el director del certamen. "Cuando empezaba, nadie daba un duro por esto. Los comienzos son difíciles, pero también es complicada la continuidad. Siempre se empieza con mucha ilusión, pero lo que hay que hacer es mantenerla cuando el asunto se encuentra asentado".

"Pretendemos mostrar todos los valores que rodean al mundo del cine. Tenemos de todo", finaliza Gallego, por supuesto presente cuando anoche se apagaron las luces por primera vez.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios