Casi 100 sirios han muerto por las torturas mientras estaban presos

  • Entre ellos se encontraban diez menores que sufrieron palizas, descargas y abusos

Al menos 88 personas han muerto en Siria, entre abril y mediados de agosto, mientras se encontraban en prisión por su participación en las protestas contra el régimen de Bashar al Asad, según un informe publicado por Amnistía Internacional (AI). La organización humanitaria denunció que las víctimas, entre ellas 10 menores, sufrieron palizas, quemaduras, descargas eléctricas y otros abusos durante su encarcelamiento.

"Estas muertes entre rejas alcanzan una proporción enorme, y parecen ser una extensión del mismo desprecio por la vida del que estamos siendo testigos a diario en las calles de Siria", explicó el experto de AI Neil Sammonds.

El informe sostiene que al menos en el caso de 52 de las víctimas existen pruebas de tortura y maltratos que causaron o contribuyeron a su muerte. Amnistía Internacional recopiló vídeos e imágenes tomadas por familiares y activistas de 45 de las víctimas y pidió a forenses independientes que las analizaran.

La conclusión fue que las heridas en los cadáveres demuestran que sufrieron "terribles palizas" además de quemaduras y latigazos.

La mayoría de los casos contabilizados ocurrieron en las provincias de Homs y Dera, escenarios de grandes manifestaciones y protestas durante los últimos cinco meses. Uno de los vídeos muestra el cadáver de Tariq Ziad Abd Al Qadr de Homs, que fue devuelto a su familia el 16 de junio con el pelo arrancado, marcas en el cuello y en el pene causadas por descargas eléctricas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios