El jefe militar egipcio no comparece en el juicio de Mubarak

  • Husein Tantaui se ausenta debido a la inseguridad que vive el país tras los ataques a la embajada israelí. La audiencia se aplaz al 24 de septiembre.

El jefe de la junta militar egipcia, el mariscal Husein Tantaui, no se presentó a la vista celebrada este domingo del juicio contra el expresidente Hosni Mubarak, donde se esperaba que testificara. 

El abogado de la acusación Shehata Abu Saif anunció a los periodistas congregados fuera de la sala de la Academia de Policía de El Cairo, habilitada para el proceso, que la sesión, que transcurrió a puerta cerrada, concluyó sin que el mariscal compareciera. 

Debido a la ausencia de Tantaui, la corte optó por aplazar la audiencia hasta el próximo 24 de septiembre. 

Ante una multitud de periodistas árabes e internacionales, Saif detalló que en la vista, que no fue transmitida en directo por televisión como en ocasiones anteriores y que duró dos horas, estuvo presente Mubarak. 

El abogado explicó que Tantaui envió una carta al presidente del tribunal, Ahmed Refat, explicando que debido "a razones de seguridad" por la situación actual del país no iba a estar presente en la vista de hoy, pero que podía responder a todas las preguntas por escrito. 

La ausencia de Tantaui causó el enfado de los abogados de la acusación, por lo que la corte insistió en que tiene que aparecer el próximo 24 de septiembre. 

También, el tribunal acordó posponer la sesión en la que tiene que testificar el jefe del Estado Mayor egipcio, Sami Anan, que estaba programada para mañana, hasta el próximo día 25, mientras que el resto de comparecencias previstas para esta semana se mantienen. 

Uno de los letrados de la acusación, Azem Qandil, dijo a Efe que la ley egipcia no obliga a los militares a comparecer como testigos antes tribunales civiles, pero sí que manden sus testimonios por escrito, si es así requerido. 

En opinión de Qandil, lo único que puede hacer la corte penal es repetir las convocatorias hasta que el testigo militar comparezca o adoptar los pasos para que un tribunal castrense tome medidas. 

Mientras se celebraba la sesión, una veintena de familiares de las víctimas de la revolución se manifestaba en la Academia de Policía y se intercambiaban insultos con un grupo de seguidores pro-Mubarak, protegidos por la policía, que portaban fotos del expresidente. 

Mubarak, el exministro del Interior Habib al Adli y seis de sus asesores están acusados de ordenar la muerte de manifestantes en las protestas que precedieron a la caída del antiguo régimen el pasado 11 de febrero. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios