La comunidad internacional busca soluciones al caos desatado en Kenia

  • Solana propone "presionar sobre el terreno" para obligar a ambas partes al entendimiento y formar un Gobierno de coalición · La oposición pide la revisión del escrutinio y apoya la mediación externa

La situación en Kenia se complica desde la reelección de Mwai Kibaki, la violencia se ha cobrado la vida de más de 300 personas y decenas de miles se han visto obligadas a huir a los paises vecinos. Ante esta situación de caos, el cruce de acusaciones políticas, unos comicios de dudosa legalidad, muertes y desplazados, la comunidad internacional intenta tomar cartas en el asunto ante el temor de que ocurra algo similar al genocidio que sacudió Ruanda 14 años atrás.

La UE baraja varias posibles soluciones para intentar estabilizar la situación en Kenia y propone la idea de un Gobierno de coalición de las principales etnias enfrentadas.

El Alto Representante europeo para Política Exterior y de Seguridad Común, Javier Solana, piensa en una posible misión conjunta entre la Unión Europea y EEUU, aunque da importancia sobretodo a "presionar sobre el terreno" a los partidos kenianos para obligarlos al diálogo que desemboque en una solución al conflicto que dura desde el pasado 27 de diciembre.

Estados Unidos sin embargo busca una reconciliación política pero no necesariamente un Gobierno de coalición, según dijo el departamento de Estado quien aseguró que mandará a la subsecretaria de Estado para Asuntos Africanos, Jendayi Frazer, para buscar un entendimiento entre las partes.

El portavoz de este departamente, Sean McComark, anunció que la secretaria de Estado de EEUU, Condoleezza Rice, mantuvo una conversación telefónica con el presidente keniano a quien pidió que busque una salida pacífica al conflicto.

El ministro alemán de Asuntos Exteriores, Frank-Walter Steinmeier, abogó ayer por un nuevo recuento de los votos de las recientes elecciones en Kenia.

La revisión del escrutinio puede servir de "fundamento" para la reconciliación, opinó Steinmeier, quien antes de realizar estas consideraciones mantuvo una conversación telefónica con el líder de la oposición, Raila Odinga. El Gobierno de Berlín apoya "explícitamente" la demanda de revisión de los votos expresada tanto por la Fiscalía General de Nairobi como por la UE.

Dirigentes de la oposición de Kenia expresaron ayer su respaldo a una mediación para poner fin a la crisis según anunció en rueda de prensa, William Ruto y Najib Balala, integrantes de la cúpula del Movimiento Democrático Naranja (ODM), que reclama su victoria en los comicios.

Como mediador, la oposición acepta al jefe de Estado de Ghana y presidente de turno de la Unión Africana, John Kufuor, pero el Gobierno de Nairobi le ha impedido entrar al país en las últimas horas, según Ruto.

El líder de la ODM dijo el martes que el primer ministro británico, Gordon Brown, le propuso la designación de un mediador para facilitar las negociaciones entre el Movimiento Democrático Naranja y el Gobierno.

Odinga dijo que ha aceptado la propuesta de Brown para que el jefe de filas de la ODM emprendiera conversaciones con el reelegido presidente a través de un intermediario y que ahora le toca a Brown" la comunicación con él.

Kibaki rompió ayer su silencio en una rueda de prensa y condenó la violencia que se han extendido por el país, instando a aquellos que denuncian los resultados de los comicios a acudir a la Justicia, ya que aseguró que las elecciones fueron "libres y justas".

Respecto a la posibilidad de llevar a cabo una negociación con el ODM de Odinga, el presidente keniano señaló que está dispuesto a "dialogar cuando desaparezca el clima de tensión y el ambiente sea pacífico y constructivo".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios