Continúa la ofensiva turca contra los rebeldes del PKK en Iraq

  • El Ejército turco continúa su ataque contra los rebeldes del Partido de los Trabajadores del Kurdistán, mientras que el secretario Defensa de EEUU, Robert Gates, pide a Turquía que se retire "lo antes posible".

Comentarios 4

La noche de ayer, alrededor de 5.000 soldados turcos con el apoyo de 60 carros de combate atacaron el campamento del PKK en Haftanin (norte de Iraq), informó la agencia pro kurda Firat. Según la televisión oficial del PKK, Roj TV, los combates continuaron hasta la madrugada.

La base de Haftanin se encuentra en la parte occidental de la frontera turco-iraquí cerca del paso fronterizo de Habur, por donde los vehículos pesados del ejército turco comenzaron a penetrar en territorio iraquí durante la noche del pasado jueves.

Hasta ahora la mayoría de los combates se habían registrado en la zona oriental de la frontera, en torno a los campamentos de los rebeldes kurdos en Zap y Hakurk.

En este sentido, el portavoz de Defensa de las fuerzas armadas del kurdistán, Yabar Yawar, explicó hoy que la lucha continúa en las regiones de Nyrwa y Rykan en la provincia iraquí de Dohuk, así como en las montañas de Jwakurk, en la provincia de Erbil.

Asimismo, el portavoz del PKK, Ahmed Deniz, precisó que los enfrentamientos están siendo especialmente intensos en Ava Shin, Chiya Rash y Zajo, situados, también, en el norte de la provincia iraquí de Dohuk.

Las Tropas Populares de Defensa (HPG, el ala militar del PKK) anunciaron ayer que 24 soldados turcos murieron en los enfrentamientos de la jornada, así como dos militantes del PKK.

Sin embargo, el Ejército turco ha facilitado la cifra de ocho soldados muertos y 79 militantes del PKK abatidos.

Mientras continúan los enfrentamientos y las incursiones militares turcas en suelo iraquí, el secretario de Defensa de Estados Unidos, Robert Gates, ha instado a Turquía a que se retire del norte de Iraq lo "antes posible", y adopte iniciativas para ganar la confianza de los seguidores de los separatistas kurdos.

"Pienso que toda nuestra experiencia en Iraq y Afganistán nos enseña que mientras tratamos con un problema terrorista que requiere operaciones de seguridad, se precisan también iniciativas políticas y económicas", dijo Gates, que se encuentra de viaje oficial en Camberra (Australia)

Asimismo, el responsable estadounidense se mostró confiado en que la campaña militar turca en suelo iraquí "sea corta, tenga precisión y evite la pérdida de vidas inocentes".

Por su parte, el presidente del kurdistán iraquí, Masud Barzani, ha pedido al presidente de EEUU, George W. Bush, que intervenga en el conflicto entre Turquía y los milicianos del PKK ubicados en territorio iraquí.

El primer ministro de la región autónoma del kurdistán iraquí, Nychirvan Barzani, aseguró en una rueda de prensa que el presidente había solicitado la intervención de Bush en un "mensaje urgente".

Nychirvan Barzani agregó que el ataque contra la región turca ha sido aprobado por EEUU ante la mirada silenciosa de Iraq.

"Esta situación va a desestabilizar la seguridad en la región", concluyó el responsable kurdo-iraquí antes de subrayar que "EEUU nos dijo que las operaciones serían limitadas y que esperaban que finalizarían a finales del año pasado. Pero desafortunadamente aún continúan".

Asimismo, el primer ministro de la región kurda de Iraq denunció que a pesar de que los enfrentamientos se están produciendo en las montañas "nuestros ciudadanos están resultando heridos" y amenazó con intervenir en caso de que sea necesario.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios