El temporal de levante corta el tráfico de ferris en el Estrecho

  • La terminal de APM, también sin actividad

  • El puerto de Cádiz queda parado por primera vez en su historia

Coches esperando ayer la reactivación del tráfico en el Estrecho en el puerto de Algeciras. Coches esperando ayer la reactivación del tráfico en el Estrecho en el puerto de Algeciras.

Coches esperando ayer la reactivación del tráfico en el Estrecho en el puerto de Algeciras. / jorge del águila

El fuerte temporal de levante que azotó ayer a toda la provincia de Cádiz, con rachas de hasta 105 kilómetros por hora en la zona del Estrecho, mantuvo prácticamente cortado el tráfico de ferris. Sólo se reactivó parcialmente por la tarde el tráfico ro-ro de Algeciras con Tánger para semirremolques, solo para mercancías. El tráfico con Ceuta está cortado desde la noche del miércoles, cuando el Passió per Formentera de Baleària hizo su último trayecto al otro lado del Estrecho; más de 300 personas esperaban ayer en ambos puertos la reanudación del tráfico marítimo.

Las cancelaciones de ferris comenzaban en la tarde del jueves, cuando las compañías fueron anulando sus viajes para la tarde y después para el viernes. A las 7 de la mañana de ayer se cerraba el puerto de Tarifa y posteriormente las navieras fueron comunicando la anulación de sus viajes de la mañana, tanto con Ceuta como con Tánger. La Ciudad Autónoma quedó incomunicada y un centenar de personas se acumularon en el puerto de Algeciras por la suspensión del tráfico. Ya por la tarde la Autoridad Portuaria Bahía de Algeciras comunicaba que las líneas ro-ro para semirremolques estaban operativas.

El puerto de Tarifa quedó cerrado ayer a las 7 y seguirá sin tráfico hoy

El fuerte viento también afectó a las operaciones de carga y descarga de contenedores, paralizándolas en la terminal de APM al activarse el nivel 3 por viento.

Para hoy seguirá el temporal de levante y ya hay compañías que han anunciado que no realizarán viajes a Ceuta. El puerto de Tarifa permanecerá cerrado al tráfico.

En el puerto de Cádiz, fuentes de la Autoridad Portuaria hablaban de histórica paralización de la actividad. Ni el crucero Viking Sea pudo hacer su escala programada en la capital ni La Cabezuela pudo cumplir con los dos buques allí amarrados por culpa del fuerte viento reinante y por la orden procedente de Capitanía Marítima.

Eran las seis de la mañana cuando desde la Autoridad Portuaria se difundía la orden de paralizar la navegación y las operaciones en el muelle de Cádiz al registrarse 50 nudos de velocidad del viento. Fuentes del sector indicaban que el Levante suele ser un viento más o menos llevadero pero las rachas que ayer se registraron tenían pinta de convertirse en históricas.

Aunque las previsiones apuntan a que las rachas amainen hoy, está aún por ver si los cruceros Mein Schiff 4 y el Club Med 2, así como un portacontenedores y el Entrecanales de Trasmediterranea llegan a tocar hoy Cádiz.

También quedaron ayer suspendidas las conexiones marítimas por catamarán entre la capital gaditana, El Puerto y Rota. Hay un servicio alternativo de autobús hasta el restablecimiento del servicio marítimo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios