El caladero de la chirla del Golfo de Cádiz abrirá de nuevo el 1 de julio

El caladero de la chirla del Golfo de Cádiz volverá a contar con luz verde para la actividad marisquera el próximo día 1 de julio tras recuperar el 60 % de sus posibilidades, según anunció ayer la Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural de la Junta.

La administración regional sostuvo que su prioridad es volver a situar al caladero al 100% de su rendimiento. Los informes de seguimiento que realiza el Instituto Español de Oceanografía (IEO) han constatado que se está recuperando el recurso desde que se decretara la prohibición de su captura y comercialización el pasado 3 de diciembre.

El objetivo "irrenunciable" es alcanzar el 100% de la biomasa que fija el Rendimiento Máximo Sostenible, por lo que la Junta sostuvo que se van a tomar todas las precauciones que sean necesarias para lograrlo.

La Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural trabaja ya de hecho en el diseño de un plan de gestión que se dividirá en dos fases de actuación: la primera, hasta que se recupere el 40% que resta del recurso, y la segunda, una vez conseguido, dirigida a garantizar la sostenibilidad ambiental y económica del caladero.

Con este fin, durante la primera se establecerá un Total Admisible de Captura para la chirla que vendrá acompañado de una limitación de la actividad por horas, un tiempo en el que además se contará con unos indicadores sobre la evolución de la pesquería que permitan tomar las medidas oportunas en el instante en el que se detecte el más mínimo signo de alerta.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios