La UE acuerda el reparto de las posibilidades pesqueras para 2008

  • La cuota para la captura de la anchoa en el Golfo de Cádiz pasa de 3.252 toneladas a 3.826. Los ecologistas creen que se sobreexplotan los caladeros

Los ministros de Agricultura y Pesca de la UE llegaron a un acuerdo la pasada madrugada para repartirse las posibilidades de pesca para el año 2008 tras adoptar la segunda propuesta de compromiso que presentó en torno a las 5.00 horas de la mañana la Presidencia portuguesa.

Fuentes diplomáticas indicaron que el acuerdo se alcanzó después de que la Presidencia aceptara incluir las modificaciones de carácter técnico que reclamaron distintas delegaciones una vez reunidas otra vez en sesión plenaria. La negociación sobre los totales admitidos de captura (TAC) y las cuotas nacionales empezó en la mañana del martes con la presentación de una primera propuesta que fue rechazada y que, por lo que respecta a los intereses de España, mejoraba la cuota para la anchoa del Golfo de Cádiz y el rape en el Cantábrico y aguas ibéricas. Asimismo, permitía el uso de nasas en aguas gallegas para la captura de faneca y pulpo.

Por el contrario, desoía las reclamaciones españolas para mantener los 216 días de pesca anuales para la flota de merluza en lugar de reducirlos en un 10 por ciento como proponía la Comisión Europea y en oposición a la propuesta de ampliar la prohibición de la pesca de rascos y volandas a fondos de más de 200 metros de profundidad desde Bretaña hasta el Estrecho de Gibraltar.

Por su parte, el vicesecretario de la Cofradía de Pescadores de Andalucía, Nicolás Fernández, calificó de positiva la decisión del Consejo de Agricultura y Pesca para mejorar el total admisible de capturas (TAC) de la anchoa del Golfo de Cádiz desde 6.800 toneladas (un 15 por ciento menos que el año pasado) a 8.000, de manera que la cuota para España pasaría de 3.252 a 3.826 toneladas. Fernández destacó que esta decisión significa que el trabajo que se ha hecho con los planes de gestión de la pesquería "ha sido importante y positivo, ya que la ejecución de estos planes han propiciado el aumento del TAC, que se había reducido por la situación tan lamentable en la que se encontraban los caladeros".

Por contra, los grupos ecologistas han denunciado que las cuotas de captura pesqueras fijadas sobreexplotan los caladeros y ponen en peligro la continuidad de los recursos pesqueros.

María José Caballero, representante de Greenpeace, ha asegurado que "no se ha hecho caso de la opinión de los científicos" que en el caso de la merluza recomendaban un aumento del 3 por ciento de la tasa admisible de captura mientras que se ha aumentado a un 15 por ciento.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios