El Puerto sigue recuperando tráfico y suma 83,4 millones hasta octubre

  • Las mercancías movidas son un 3% inferiores a 2016, pero la APBA mantiene el objetivo de los 100 millones de toneladas

  • Barcelona crece en ese periodo un 23,8% y Valencia un 3,25%

Terminal de APM en el Puerto de Algeciras. Terminal de APM en el Puerto de Algeciras.

Terminal de APM en el Puerto de Algeciras. / jorge del águila

El Puerto de Algeciras sigue en la senda de la recuperación del que puede considerarse un annus horribilis para los muelles algecireños. Estos cerraron el pasado mes de octubre con un tráfico acumulado de 83,4 millones de toneladas de mercancías, un 2,96% menos que en el mismo periodo del año anterior. No obstante, la diferencia con el 2016 va reduciéndose poco a poco, con un mes de octubre que ha animado la estadística con el mejor dato global desde marzo de 2016. Y la cifra total de mercancías movidas todavía tiene que incorporar parte de los tráficos que se produjeron en julio pero no se registraron adecuadamente por el ciberataque sufrido por la empresa Maersk.

Contando con ambos factores, la Autoridad Portuaria de la Bahía de Algeciras (APBA) aspira a revalidar el récord logrado el pasado año, sobrepasar los 100 millones de toneladas, algo que solo consiguen un reducido grupo de puertos en Europa. Ello a pesar de una multiplicidad de factores que han contribuido a que este ejercicio sea uno de los más complicados para el puerto.

Octubre empuja la estadística con 9 mill. movidos, el mejor dato desde marzo de 2016

Evolución del tráfico del puerto de Algeciras Evolución del tráfico del puerto de Algeciras

Evolución del tráfico del puerto de Algeciras

Primero fue la crisis de la estiba, iniciada en el mes de febrero y que con las amenazas de huelga y los paros efectivos provocó la pérdida de tráficos en porcentajes que llegaron al -15,56% del mes de marzo, porcentajes que fueron más elevados que en otros puertos españoles (de hecho, algunos como el de Barcelona han ido ganando tráfico a lo largo de todo el año).

Recién firmada la paz entre empresas y estibadores, el virus Petya se cebó con los servidores de Maersk, obligando a la compañía a paralizar una serie de terminales, entre ellas Algeciras, que se vio seriamente afectada por el ciberataque. Los efectos de este ataque, que ha costado a la compañía 300 millones de dólares según sus propias estimaciones, aún se dejan sentir en la estadística portuaria; fuentes de la APBA apuntan que todavía se están incorporando datos del tráfico de contenedores de Maersk a la estadística general del puerto, por lo que esta estaría incompleta. También tuvo su efecto sobre los datos recopilados en los registros portuarios un cambio en el sistema informático que los controla, que durante el verano retrasó la publicación de las estadísticas.

Un tercer factor afectó al tráfico del Puerto de Algeciras, la escasez de estibadores durante los meses de verano, que también conllevó la pérdida de tráficos. Y todavía no se han cerrado las negociaciones del V Acuerdo Marco y el nuevo convenio colectivo de la estiba, otra cuestión pendiente para recuperar la estabilidad e imagen de los muelles algecireños y sobre la que ahora se abre una nueva sombra de duda: el expediente sancionador abierto por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia por el acuerdo alcanzado entre empresas y estibadores.

Con ese rosario de obstáculos, el Puerto de Algeciras ha visto pasar un año que podría haber sido positivo a juzgar por los datos que se están registrando en el segundo y tercer puerto del país, Valencia y Barcelona. El primero de ellos superó en octubre las 61,4 millones de toneladas, un 3,25% más que el ejercicio precedente, y hace meses que adelantó a Algeciras en número de contenedores: suma ya cuatro millones de TEUs para los 3,5 millones algecireños. Mientras tanto, Barcelona ha tenido una evolución espectacular a lo largo de 2017, con un 23,8% acumulado de crecimiento hasta llegar a los 50,8 millones de toneladas, fundamentalmente gracias al tirón de los contenedores, con un 40% de aumento de la mercancía contenerizada.

Algeciras mientras tanto ha ido sumando datos acumulados negativos; eso sí, mes a mes se va recuperando parte del terreno perdido respecto a 2016. Octubre ha dado un nuevo empujón a la estadística, con el mejor dato para el mes de los últimos años. Cierra con 9 millones de toneladas de tráfico, un 5,58% más, gracias al aumento de los graneles líquidos (un 32,81%). No obstante, el número de TEUs ha seguido cayendo, como las toneladas movidas en ellos.

En términos acumulados también destacan por su crecimiento los graneles líquidos, con 24 millones de toneladas hasta octubre (5,8%) y los sólidos con 1,7 millones (27,4%). La mercancía general sigue en niveles inferiores a los del pasado ejercicio, con 53,3 millones de toneladas (-5,7%), mientras que el tráfico de contenedores suma 3,5 millones de TEUs (-10,9%) tras un mes en el que en el Puerto de Algeciras operaron 326 buques portacontenedores (+9%).

Los camiones que utilizan el enlace marítimo del Estrecho para transportar mercancías desde Europa al Norte de África han seguido creciendo este año, con 266.584 unidades (+3,3%), de los que 229.477 optaron por la línea Algeciras-Tánger Med (+5,9%). También en el enlace marítimo del Estrecho (Algeciras-Ceuta, Algeciras-Tánger Med y Tarifa-Tánger Ciudad) el tráfico de pasajeros superó los 4,8 millones de clientes (-2%), mientras que los vehículos en régimen de pasaje sumaron 1,1 millones de unidades (+0,1%).

El suministro de combustible a buques se mantuvo en negativo, con 2,2 millones de toneladas (-18,6%), mientras que la pesca fresca descargada en las lonjas de Algeciras y Tarifa suma 893.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios