El Gobierno propone al cerco de Cádiz cambiar boquerón por jurel con Galicia

  • Las permutas de cuotas permitirán traer más de 1.000 toneladas de pesca hasta final de año

Pescadores del cerco de Huelva protestan por el cierre del caladero. Pescadores del cerco de Huelva protestan por el cierre del caladero.

Pescadores del cerco de Huelva protestan por el cierre del caladero. / JORDI LANDERO

El Gobierno ha propuesto al sector del cerco del Golfo de Cádiz la posibilidad de intercambiar cuota de boquerón por cuota de jurel con la flota de Galicia como solución a corto plazo para permitir que algunas unidades puedan retornar al caladero para capturar esta especie y reabrir la pesquería del jurel. Se trata de la principal conclusión alcanzada en la reunión que han mantenido esta semana el secretario general de Pesca del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (Mapama), Alberto López Asenjo, con las cofradías y asociaciones de cerco del Golfo de Cádiz para analizar la situación ante el cierre de la pesquería de la sardina.

El sector se ha comprometido a presentar, a lo largo de la próxima semana, las peticiones de intercambio para que puedan ser tramitadas cuanto antes. En este sentido, los armadores de Galicia ya han manifestado su disposición de llevar a cabo los citados intercambios que podrían traer este final año al Golfo de Cádiz más de 1.000 toneladas de jurel.

En la reunión, técnicos del Instituto Español de Oceanografía mostraron un informe sobre la situación biológica de la sardina en el Golfo de Cádiz en la que se puso de manifiesto que el stock de sardina "no atraviesa por su mejor momento, razón por la que se encuentra inmersa en un plan de recuperación acordado entre España y Portugal, que obliga a ambas partes a limitar la cantidad de esta especie que se puede pescar por cada temporada". El secretario general de Pesca y el director del IEO, Eduardo Balguerías, han indicado que continuarán los estudios que puedan ayudar a avanzar en la caracterización genética del stock, de modo que en un futuro se pudiera llegar a hacer una gestión adaptada específicamente para la sardina en el Golfo de Cádiz. El Ministerio de Agricultura, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente subrayó que el sector ha expresado su deseo de que los armadores puedan tener a sus trabajadores en un régimen de trabajo fijo discontinuo, para paliar en parte el impacto económico derivado del cese de su actividad cuando se producen los cierres de la pesquería. El secretario general mostró su voluntad de iniciar contactos con los interlocutores en la Secretaria de Estado de Empleo, para estudiar la viabilidad de las propuestas presentadas por el sector.

López-Asenjo anunció finalmente que a lo largo de este mes de octubre se va a iniciar el procedimiento correspondiente para la modificación de la Orden que regula las pesquerías del Golfo de Cádiz para incluir un reparto de la sardina y establecer mecanismos que permitan las transferencias de cuotas entre buques.

De este modo, y ya con las vistas puestas en la campaña 2018 la flota podrá planificar mejor la campaña de pesca y obtener unos mejores rendimientos económicos.

El presidente de la Federación Andaluza de Asociaciones Pesqueras (Faape), Pedro Maza, mostró su satisfacción tras la reunión dado que el Gobierno se ha mostrado dispuesto a "modificar la orden para fijar una cuota individual y transferible para la sardina" en el Golfo de Cádiz, "como ya demandamos hace dos años".

Maza recordó que llevan demandando este cambio "hace dos años para no llegar a la situación de no poder seguir con una cuota de especie". "Así, cada uno gestiona su cuota y se programa para buscar mayor rentabilidad", precisó. Sobre la posibilidad de ayudas, Maza apuntó que la parada biológica estaba programada en el sector del cerco, por lo que "no hay posibilidad de ayuda", como tampoco la tienen otras especies.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios