crisis en los puertos | coordinadora insiste en que la subrogación debe estar en el decreto

El Gobierno negociará la reforma de la estiba pero dice tener poco margen

  • El ministro de Fomento asumirá personalmente los contactos políticos y enviará a técnicos a la reunión de la patronal y sindicatos

  • "Se nos paga para estar a la altura", según De la Serna

La ministra de Empleo, Fátima Báñez, sentada en el Congreso junto al ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, el pasado jueves. La ministra de Empleo, Fátima Báñez, sentada en el Congreso junto al ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, el pasado jueves.

La ministra de Empleo, Fátima Báñez, sentada en el Congreso junto al ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, el pasado jueves. / ballesteros / efe

Comentarios 0

El Gobierno asumirá un papel activo en la negociación de la reforma de la estiba aunque advierte de que existe escaso margen para cambiar la esencia del decreto de liberalización del sector que resultó derogado por una amplia mayoría del Congreso de los Diputados el pasado jueves.

El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, anunció ayer por la mañana -apenas 24 horas después de la histórica derrota parlamentaria- que trabajará "personalmente" los contactos políticos con todos los grupos para buscar apoyos de cara al trámite de convalidación de otro decreto. Además, habrá técnicos de los ministerios de Fomento y de Empleo en la mesa negociadora que mantienen la patronal Anesco y los cinco sindicatos para madurar un acuerdo previo.

No podemos consentir que la denuncia de Estrasburgo sirva para justificar despidos"

La negociación se retomará el próximo martes. El Gobierno buscará que el acuerdo, complementario al decreto, se base en su propuesta presentada el miércoles y que contemplaba la subrogación de los trabajadores; un plan de ayudas para el sector con medidas como la prejubilación de estibadores; la implantación de pautas para la eficiencia en los puertos y una comisión de seguimiento con representación del Ejecutivo.

El sindicato Coordinadora, mayoritario en el sector, insistió ayer en que las garantías para el mantenimiento del empleo deberán aparecer en el decreto y no en textos complementarios.

El ministro De la Serna mostró su convencimiento de que la reforma de la estiba saldrá adelante. "Vamos a ver si entre todos podemos dar un poco de cordura a esta situación", señaló en declaraciones a Onda Cero. El ministro dijo asumir la responsabilidad de lo ocurrido el jueves en el Congreso. "Se nos paga para estar a la altura y ejercer nuestra responsabilidad, y la responsabilidad es mía, no es de nadie más", indicó. "Ahora tenemos desgraciadamente que afrontar el momento en que estamos sin el decreto ley", reflexionó.

El ministro dijo esperar que un próximo acuerdo entre la patronal y los trabajadores allane el camino para tramitar un nuevo decreto ley para liberalizar la contratación en la estiba, aunque aseguró que un eventual nuevo decreto ley "es imposible que sea muy distinto" del que el Congreso rechazó el jueves.

"No podemos modificar el real decreto ley como nos venga en gana, no tenemos la capacidad de introducir en la ley cuestiones que incluso nos puedan parecer razonables. La Comisión Europea (CE) establece las limitaciones y debe dar el visto bueno al real decreto ley. Si no, no desistirá de la multa y caerá la segunda sentencia", aseguró. Ante este condicionante el ministro dijo esperar que medie un ejercicio de responsabilidad por parte de los sindicatos y la patronal para alcanzar un acuerdo. "El Gobierno va a estar ahí porque, además, uno de los puntos de la propuesta de acuerdo que ha planteado es una comisión de seguimiento para garantizar que se cumpla el eventual acuerdo", remarcó respecto a la petición de las partes y los grupos políticos de que el Ejecutivo se siente a negociar.

Para De la Serna, la propuesta del acuerdo tripartito es "generosa, no tiene precedentes en la historia reciente" y ofrece a los estibadores condiciones "francamente garantistas para el mantenimiento del empleo". De la Serna recordó que el texto que tumbó la Cámara Baja contaba con el visto bueno de la Comisión Europea. "Tenemos unas limitaciones enormes y muy poca capacidad de maniobra como Gobierno porque estamos obligados a cumplir con esta sentencia, que es contra el Reino de España, no contra el Gobierno, con lo que es responsabilidad de todos cumplirla", indicó en referencia las sanciones de la UE.

"El debate político tuvo poco que ver con el contenido del decreto ley", reprochó a la oposición, de la que dijo no haber recibido aportación alguna.

El sindicato Coordinadora defendió la necesidad de garantizar el empleo en los puertos españoles. Para su coordinador general, Antolín Goya, la única forma de hacerlo es a través del decreto ley. En una entrevista en Televisión Española, Goya arguyó a los acuerdos previos entre las empresas y los trabajadores para garantizar la subrogación de los trabajadores. El primero de estos acuerdos se alcanzó entre los sindicatos y las empresas operadoras del puerto de Algeciras.

Goya insistió en la subrogación de los contratos actuales. "El Ejecutivo ya ha garantizado la subrogación en otros casos como en la privatización de Aena", dijo el representante de los trabajadores, quien sostuvo que esa petición "no contradice la normativa europea". "Lo que no podemos consentir es que la denuncia de Estrasburgo sirva para justificar despidos", enfatizó.

Para Goya, la propuesta de acuerdo del Gobierno presentada el miércoles a los abogados de la patronal y sindicatos (sin que en esa reunión hubiera delegados sindicales), llegó tarde. "Si lo que dice el ministro coincidiera con lo que puso sobre la mesa, podríamos haber llegado a un acuerdo", remachó.

Sobre la oferta del Gobierno, que planteaba prejubilaciones con el 70% del sueldo para los trabajadores con más de 50 años y la subrogación del resto, Goya dijo que "es atractiva en aquellos puertos donde la plantilla esté sobredimensionada" pero sostuvo que esa "no es una realidad".

más noticias de MARITIMAS Ir a la sección Maritimas »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios