La rotura de una tubería provoca el hundimiento de la calzada

  • Dos personas caen en la zanja, en la calle Castelar, y sufren magulladuras

La rotura de una tubería en la calle Castelar provocó ayer por la mañana el repentino hundimiento de parte de la calzada y la caída de dos personas en la zanja que sufrieron magulladuras y tuvieron que ser sacadas por la Policía Local. Esta misma tubería sufrió otra rotura el martes por la tarde de la que informó Europa Sur en su edición de ayer.

Según explicó a este diario la empresa concesionaria del suministro de agua potable, Aqualia, la nueva rotura se produjo a primera hora de la mañana "de forma imprevista e inesperada", afectando a varias calles de la zona centro. El suministro quedó restablecido a la una y media de la tarde.

Este diario habló ayer con una de las personas que cayó en la zanja, José Borrego Fernández, que expresó su malestar por lo sucedido. "Si llega a ser un niño, no sé qué hubiera pasado porque nosotros hemos necesitado ayuda para salir", puntualizó.

En otro orden de cosas, el Partido Andalucista (PA) denunció que averías sucesivas en la calle Montserrat han provocado varios cortes en los últimos días. En este sentido, la formación indicó que aunque sabe que "no se han escatimado recursos en solucionar los problemas y se ha actuado con diligencia, la cosa cambia cuando es repetitiva. La red de abastecimiento está dando problemas en diferentes puntos. No es necesario recordar lo que ocurrió en el Junquillo el año pasado", puntualizaron los andalucistas.

Agregó la formación que no entiende la actitud del equipo de gobierno a este respecto, que declaró en su día que en estos momentos no puede cambiar la red en su totalidad al ser una actuación costosa. "Seguimos sin entender esa postura. La primera obligación de cualquier ayuntamiento es garantizar los servicios básicos. No puede negarse que el suministro de agua potable es uno de ellos", apuntó el PA.

Ante esta situación, los andalucistas creen que la obligación del equipo de gobierno pasa por "impulsar de forma inmediata la actualización de la red, planificando un plan de obras que dé prioridad a los tramos más afectados y repare o sustituya todos los elementos necesarios. La respuesta sencilla sería aludir a los problemas económicos de la Corporación, pero esa contestación no nos sirve a los andalucistas, al menos mientras no se pongan en marcha medidas serias que equilibren las finanzas municipales y sin querer recordar cómo se ha conseguido dinero fácil para las arcas con la venta de bienes o las concesiones a largo plazo".

Por último, el PA afirmó que el equipo de gobierno "no puede olvidarse de las infraestructuras. Todo lo contrario. Deben ser una primera premisa para el Ayuntamiento, aunque, como en este caso, estén bajo el suelo y no se vean. La responsabilidad de un alcalde va más allá de ofrecer una imagen bonita de su ciudad para conseguir votos. También hay que pensar en el futuro y garantizarlo, aunque haya que invertir bajo tierra", finalizó la agrupación local en una nota.

La empresa concesionaria Aqualia confirmó a este diario que, efectivamente, la calle Montserrat ha sufrido tres averías "fortuitas" que han afectado a varios tramos de tubería.

El trabajo de la concesionaria del suministro de agua potable ha consistido en cambiar los tramos afectados, de doce, veinte y seis metros, respectivamente.

Agregó la empresa que estas tuberías son "grandes y principales", razón por la que cualquier avería afecta a un amplio número de residentes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios