Los rocieros linenses celebran 40 años de camino a la aldea

  • Los peregrinos participan en un oficio acompañados por el coro de la hermandad

Los rocieros linenses portan el Simpecado a su llegada a la aldea del Rocío, ayer. Los rocieros linenses portan el Simpecado a su llegada a la aldea del Rocío, ayer.

Los rocieros linenses portan el Simpecado a su llegada a la aldea del Rocío, ayer. / e. s.

Un nutrido grupo de integrantes de la hermandad de Nuestra Señora del Rocío de La Línea celebró ayer el cuadragésimo aniversario de su primera visita a la aldea almonteña con el simpecado marinero. Los romeros linenses hicieron su peregrinación extraordinaria anual a la Reina de las Marismas con integrantes de la junta de gobierno, hermanos e integrantes del grupo joven. A su llegada, el miércoles por la noche, rezaron el santo rosario ante el Simpecado de la Virgen en la Casa Hermandad de la aldea.

Ya en la mañana de ayer, la eucaristía en la ermita tuvo lugar a las 13:00 con un detalle muy especial: la imagen de la Virgen del Rocío lució una cruz de turquesas y perlas naturales que fue regalada por la hermandad linense el 12 de octubre de 1977, en la primera peregrinación. El coro de la hermandad puso la música al oficio.

Durante la jornada también hubo misa de la Hermandad del Rocío de Sevilla, que estuvo acompañada de sus ahijadas, la Hermandad del Rocío de El Viso del Alcor (Sevilla) y la Hermandad del Rocío de Antequera (Málaga).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios