Dos hombres son juzgados tras ofrecer cocaína a dos policías

  • La Fiscalía pide más de 3 años de cárcel por un delito contra la salud pública

Comentarios 5

M.A.D.S. y J.I.R.M. no tuvieron precisamente fortuna a la hora de elegir a las personas a las que ofrecieron droga. En la madrugada del 3 de marzo de 2006 invitaron a dos hombres a una toma de cocaína en la calle Gabriel Miró en La Línea. Resultó que los dos invitados eran agentes del Cuerpo Nacional de Policía, que en esos momentos estaban fuera de servicio. Habían salido por la noche.

Los portadores de la droga se sentaron ayer en el banquillo de los acusados de la sección algecireña de la Audiencia Provincial. La Fiscalía les pide tres años y seis meses por un delito contra la salud pública. Les fue intervenido casi medio gramo de cocaína.

Los hechos, aunque varían en detalles según quién los cuente, bien los acusados, bien los agentes, sucedieron sobre las seis de la madrugada. A esas horas los acusados iban montados en un turismo y ofrecieron a los dos agentes una raya de cocaína que estaba dispuesta en una carpeta. Dijeron que tenían material de buena calidad.

Fue el momento en el que los dos funcionarios, que aunque se encontraban fuera de servicio, se identificaron y los detuvieron. Durante esta operación, las rayas alineadas se dispersaron porque alguien les sopló. Durante el cacheo se intervino una bolsita con cocaína de 0,40 gramos. Los agentes llamaron a sus compañeros de La Línea y los detenidos fueron trasladados.

M.A.D.S. declaró que la droga la compraron en la discoteca en la que estaban y que simplemente ofrecieron una raya a un individuo, a la postre un agente, porque éste presentaba síntomas de mareo y no encontraba su vehículo. Negó que soplara la droga y señaló que la puso encima del capó del coche y que luego no sabe lo que sucedió con ella. Sí que admitió que era consumidor habitual de fin de semana.

J.I.R.M. dijo que cuando les fueron arrebatadas las llaves del coche solicitaron que se identificaran a los agentes porque no sabían si la cosa iba en serio. Uno de los funcionarios explicó que los acusados se pusieron agresivos durante la intervención, que fueron insultados y que se negaron a entregarles su Documento Nacional de Identidad.

La defensa argumentó en las conclusiones que se trataba de una mera donación, que no existía la posibilidad de difundir a terceros y que eran consumidores habituales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios