Un domingo de alegría y niños

  • Los pequeños linenses que hicieron la comunión este año celebran una misa en los salones parroquiales

  • Tres hermandades colaboran en los actos

Las calles del centro de La Línea se convirtieron ayer por la tarde en un hervidero de familias reunidas para acompañar a los niños en la celebración del Corpus Christi en la ciudad. Los actos comenzaron a las 18:00 con una misa concelebrada por todos los sacerdotes del arciprestazgo de La Línea en el Santuario de la Inmaculada Concepción, mientras que en los salones parroquiales de la Inmaculada (en calle del Sol) los niños que este año recibieron la primera comunión tuvieron una misa específica para ellos.

Tras el oficio, sobre las 19:00, comenzó la procesión que recorrió las principales calles del centro linense -Plaza de la Iglesia, Padre Rodríguez Cantizano, Sol, Teatro, Jardines, Clavel, Real, San Pablo, Sol, Padre Rodríguez Cantizano y Plaza de la Iglesia- en la que colaboraron tres hermandades linenses. Los hermanos de la Flagelación y Estrella fueron los responsables de la organización del cortejo procesional; los del Cristo del Mar se encargaron del exorno y ornamentación del paso procesional mientras que los de la Misericordia y Amargura asumieron el montaje de la custodia y de sacarla en procesión.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios