El 'culebrón' del hospital continúa

  • Las obras del nuevo hospital que el SAS construye en la ciudad llevan meses paralizadas · La Junta de Andalucía lo atribuye a mejoras en el proyecto inicial pero el argumento sigue generando recelos y dudas

Comentarios 4

El 'culebrón' del nuevo hospital de La Línea no ha terminado. Tras años de espera y polémicas por los terrenos que el Ayuntamiento debía ceder a la Junta de Andalucía, motivada por la falta de acuerdo en torno a su situación y su superficie, las obras comenzaron en noviembre de 2010 y todo parecía ir a un ritmo vertiginoso hasta que, hace unos meses, los trabajos fueron paralizados.

Fue el PP el que lo denunció al tiempo que advirtió que la obra no estará lista en el plazo previsto, noviembre de este año. Este partido lo achacó a los recortes presupuestarios de la Junta de Andalucía. La entrada en funcionamiento del nuevo centro hospitalario, según las fechas dadas en su día por la Consejería de Salud, estaba inicialmente prevista para comienzos de 2013.

La delegación provincial de Salud explicó el pasado mes de mayo, tras la denuncia pública efectuada por el PP, que no se trataba de un problema de financiación sino que las obras habían sido paralizadas al introducir mejoras que obligaban a ello. El SAS definió lo ocurrido como una reprogramación del proyecto inicial. En concreto, aseguró que la obra llevaba parada unos días "y no tiene nada que ver con los recortes" anunciados por el Gobierno autonómico debido a la crisis o con la nueva política en materia de inversiones. El argumento: una nueva reprogramación del proyecto al entrar en vigor nueva normativa sobre instalaciones técnicas y de la Agencia Andaluza de Energía sobre eficiencia energética.

Solo un mes antes, en abril, desde el SAS se indicaba que los trabajos estaban ya ejecutados en un 40%, que la estructura y el exterior del edificio estaban muy avanzados y que en ese momento se procedía a los trabajos en las instalaciones del futuro centro hospitalario.

La Plataforma Cívica en Defensa del Hospital, que siempre se ha mostrado muy crítica con las deficiencias y carencias del edificio actual, se interesó por este asunto. La delegación provincial de Salud le contestó el pasado mes de junio que los informes de los cambios a realizar en el proyecto dentro de la mencionada reprogramación estaban listos y que sólo restaba su licitación para reanudar la obra. La situación no ha cambiado transcurrido un mes ya que el SAS ha confirmado ahora a este diario que los nuevos proyectos siguen pendientes de ser licitados y que por tanto, no se puede facilitar la fecha en la que la obra será reanudada.

El PP elevó hace unos días una moción al Pleno de la Diputación Provincial sobre este asunto que fue aprobada. En la misma, este partido pedía a la Junta que agilice la obra y que termine los trabajos en los plazos previstos, aunque expresó su temor a que no pueda ser así debido al retraso acumulado por la paralización de los mismos desde hace meses.

La inversión prevista por la Junta en estas instalaciones, que atenderán a la población de La Línea, San Roque, Castellar y Jimena, está cifrada en 53 millones de euros. La superficie a construir es de 32.000 metros y el plazo previsto de ejecución era de 36 meses. El nuevo hospital tendrá un 40% más de camas que el actual, que además serán individuales. En total habrá 248 habitaciones, además de siete quirófanos, dos paritorios, 48 módulos de consultas externas, ocho consultas de Urgencias y un helipuerto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios